Tres en serie: las suculentas infidelidades de “Al fondo hay sitio”

‘Charito’ acaba de descubrir que ‘Lucho’ tiene otra familia. Aprovechemos para recordar las más terribles ‘sacadas de vuelta’ del popular programa

Tres en serie: las suculentas infidelidades de “Al fondo hay sitio”

La candorosa ‘Charito’ acaba de descubrir la verdad. ‘Lucho’, su marido perdido que además de hacerse el occiso por años impidió que se casará con su rubilindo ‘Platanazo’, tenía otra familia. Nunca estuvo muerto, estaba de parranda.

Así, una airada Tatiana Astengo, interpretando a la desdichada Reina, irrumpió poco antes de que Lucho y Charo se dieran el sí y se descubrió todo el pastel, el cual incluye además a dos hijos extramatrimoniales. Pero un momento, ¿a quién le había sido infiel el señor González, ¿a Charito o a Reina? Pues a estas ensaladas amorosas nos tienen acostumbrados los guionistas de ‘Al fondo hay sitio’. Aquí, un recuento de los tríos (y hasta cuartetos) romanticoides de esta teleserie.

TRES SON COMPAÑÍA, CUATRO SON MULTITUD
Aquí, el tramposo serial por antonomasia: nada más y nada menos que Miguel Ignacio de las Casas (Galliani). Que los desgraciaditos en potencia tomen nota. Casado con Isabella Maldini (Karina Calmet), a ‘Nachito’ no solo le bastaba sacarle la vuelta a su esposa con su peligrosa secretaria, Claudia (Úrsula Boza), sino que luego también incluyó en la colada a la bella Liliana (Pierina Carcelén), quien además iba a casarse con ‘Tito’ (Laszlo Kovacs). Pero no hay infidelidad que dure mil años ni cuerpo que lo resista, así que finalmente todo se supo y se acabaron los planes de boda y el matrimonio del pendenciero, quien por un tiempo se quedó con una mano atrás y otra adelante. Sufre peruano, sufre.

EL PENDENCIERO IMAGINARIO
Hay algo peor que ser un maldito infiel: ser un maldito infiel monse. Lo suyo no pasó de ser una sacada de vuelta platónica, pero no por eso dejó de traerle serias consecuencias. Al aparentemente ingenuo Gilberto Collazos (Gustavo Bueno) se le aceleró el corazoncito cuando vio a Maria Eugenia Pflüker, su amor imaginario de la juventud y la pituquísima madre de Raúl (Christian Thorsen). Loco de amor, Don Gilberto se propuso conquistar a la damicela con la ayuda de Peter, el mayordomo. Sin embargo, este advenedizo galán se quedó (al menos por un tiempo) sin soga y sin cabra. María Eugenia descubrió sus tretas y Doña Nelly también se enteró del idilio de su marido, separándose de él por algunos capítulos. Es que es así; ser un Don Juan puede ser un arte.

CALENTURAS EN LA TERCERA JUVENTUD
Él es una especie de aristócrata entrado en años. Su tiempo de galán puede haber pasado, pero se niega a aceptarlo. Tras años de estar separado de Francesca Maldini (Yvonne Frayssinet), previa sacada de vuelta, Bruno Picasso volvió con el rabo entre las piernas a rogar por perdón. Sin embargo hay hombres que nunca cambian. Ahora el señor le pone olímpicamente los cuernos a Francesca con la jovencísima Martha (Johany Vegas). ¿Cuál es la obsesión de los hombres mayores por las chibolitas?

A REY MUERTO REY PUESTO
Gritaban a los cuatro vientos su amor, luchaban frenéticamente por seguir juntos, se escapaban en pos de continuar con su loca pasión. Sin embargo, luego de que Fernanda de las Casas (Nataniel Sánchez) fuera obligada por su familia a viajar a Boston a la señorita le importó poco que Joel (Erick Elera) estuviera cortándose las venas por su partida. Fernandita regresó del brazo del guapísimo Mike, apodado como ‘el gringo atrasador’ (Joaquín de Orbegoso). ¿Pero fue él el ‘partidor’? La culpa es de la señorita. Sin embargo a pesar de eso Joel le perdonó el desliz y hoy se pasean por Las Lomas nuevamente juntos. Ya veremos cuánto les durará la gracia.

*¿Se vienen nuevas y más truculentas historias? *¿‘Charito’ alguna vez podrá casarse sin que le interrumpan la ceremonia? Pues solo queda seguir viendo el popular programa para saberlo.