Tula Rodríguez: "Todo tiene que convenirme"

Conductora llama hipócritas a quienes dicen participar en un programa solo para ayudar. También señala que no le molestará compartir la conducción del “Megashow” con July Pinedo

Tula Rodríguez: "Todo tiene que convenirme"

ANA VALENZUELA

El dinero sí que es importante para Tula Rodríguez. La polémica conductora cuenta orgullosa que, antes de dar un paso, siempre evalúa cuál será el beneficio económico que obtendrá y no tiene problemas en llamar hipócritas a quienes dicen que participan en un ‘reality’ solo para ayudar. La figura de Global TV asegura que está feliz de compartir la conducción del magacín “Megashow” con July Pinedo y Paco Bazán, a partir del 14 de enero.

¿De qué manera se repartirán la conducción de “Megashow”?
Acá no hay una figura específica. Claro que cada uno tiene su personalidad. Yo soy la más peleona, la que siempre grita (risas); July es más pausada y Paco es el churro del programa. Creo, además, que July pasa por una etapa feliz, porque yo la conocí cuando ella vivía un momento difícil.

Ahora tu encuentro con July en la TV será como conductora, ya no como su bailarina…
Conozco a July desde hace tiempo. Ella era la conductora del programa [“El show del mediodía”] y yo era la bailarina. He trabajado en todo. Cuando me iniciaba en esta carrera, bailé en un cerro, en una carpa de circo que se estaba cayendo. Ahora, puedo trabajar en un evento corporativo de una importante empresa.

¿Te han tentado hablar de tu vida privada en “Megashow?
Podría decirle a Javier [Carmona] que venga y me pida matrimonio en el programa. Eso jalaría prensa, pero digo no. Cuando uno es mamá, tiene cierta responsabilidad. Me gustaría que mañana mis hijos puedan ver “Megashow”, que es un programa en el que no se hace llorar ni se humilla a nadie.

¿Crees que con estas incorporaciones lograrán aumentar el bajo ráting de “Megashow”?
Es lo que todos esperamos. Estamos en un canal chico, pero de gran corazón (risas). Acá no existe soberbia ni figuras, creo que todos estamos en la lucha.

¿Te preocupa perder protagonismo en el programa?
No. Creo que cuando uno es profesional, tiene que rodearse de profesionales. July y Paco son los idóneos. Es necesario darle un aire al programa. Además, hoy por hoy se estila tener la conducción compartida, eso da oxigeno y puede crear expectativa en algunos temas.

¿A qué te refieres con crear expectativa?
Como yo soy muy mediática, podríamos lograr que haya expectativa incluso respecto a la forma como viste una o la otra. Otro ejemplo, en las promociones del programa salgo con cara de mala, se puede jugar con el tema de que no nos llevamos bien. Total, me pelean con tanta gente que, si creen que pasa algo parecido con July, para mí sería normal.

¿Siempre ves la manera de sacar ventaja de toda situación?
No hago algo solo por amor al arte, todo tiene que convenirme económicamente. Así suene frío, pero es mi forma de hacer todo. De esa manera he sacado adelante mi empresa. Todos piensan igual, con la diferencia de que nadie lo dice. Los que dicen “yo bailo porque solo quiero ayudar” mienten. Lo hacen porque les pagan.

¿Lo dices con conocimiento de causa?
Claro. He estado en un ‘reality’ y me pagaban. Los que afirman que van solo por ayudar son unos hipócritas. Y, cuando yo lo digo, dicen: “¡Qué barbaridad!, para Tula todo es plata”. Yo voy a un programa porque publicito mi magacín, mi empresa y mis eventos. No es porque me guste estar sentada en un set.

¿Te sientes odiada?
Hay mucha gente que me odia, me detesta, parece que no le gusta mi trabajo. Eso es bueno porque no soy un dulce de chocolate para gustarle a todo el mundo. No creo que un personaje sea del todo bueno bueno ni lindo lindo.

¿Eres egocéntrica?
No. Cuando no estoy en la TV, ando con pantalón y polo. La gente cree que duermo en ‘baby doll’ pero no es así. La gente cree que soy sexy pero no lo creo. Lo que más detesto es maquillarme y peinarme. Y eso que tengo una peluquería. No soy muy mona.

SUPERADA
Tula se ríe de rumores sobre su vida amorosa
¿Cuál es la verdad de tu relación con Javier Carmona?
La gente sabe tanto como a la vez nada de mi vida con Javier. Dicen: “Realmente están juntos” o “¿Él la querrá de verdad?”. Hay tanto morbo. Yo me río de todo.

Antes tu actitud era distinta…
Antes me peleaba y sufría. Ahora, me preguntan si me casaré y yo digo: “No sé, porque él no quiere” y la gente sufre. ¡Me encanta! Soy medio enferma (risas).