De la TV a la lengua II: las 10 frases más recordadas (y usadas) de los programas cómicos

Veamos cómo la insuperable chispa de nuestros mejores humoristas también quedó impregnada en el lenguaje cotidiano. Chuiman, Melcochita, Tulio Loza, Machín, el ‘Gordo’ Cassareto, Carlos Álvarez, JB, entre otros, sazonan esta segunda parte. ¡No nos lean!

De la TV a la lengua II: las 10 frases más recordadas (y usadas) de los programas cómicos

Por Daniel Meza M.

Hemos comprobado cómo las frases de algunos personajes de televisión pasan a ser parte de nuestro lenguaje con categórico éxito y recordación. Pues la cosa no queda allí: nuestra habla in-culta resultó ser tan variopinta como nuestro país. Por eso, mal que bien, muchos peruanos –en general son los graciosos del grupo, los ‘chacota’ de la pandilla o los payasitos de la cuadra– suelen hacer usufructo de algunas frasesillas inmortalizadas por nuestros grandes comediantes (léanse Melcocha, Miguel Barraza, Carlos Álvarez, Chuiman, Cachín) desatando, inevitablemente, grandes carcajadas (o al menos sonrisas) entre los presentes.

Haciendo hincapié que al genial y recordadísimo Augusto Ferrando le tenemos preparado un especial de las 10+ para él solito (con sus frases, sus chistes, sus anécdotas, etc), vamos con este segundo ránking de habla in-culta (este sí, con mucho más humor):

1. ¿Quién soy yo? Papá – Adolfo Chuiman: A mediados de los ochenta, el pícaro Chuiman perpetuó esta expresión junto al querido ‘Machucao’ (Elmer Alfaro). No había pleito en el que Manolo, usando las palabras mágicas, no le asegurara a su compinche que todo iba a salir bien. “¿Quién soy yo?”, increpaba Manolo, a lo que ‘Machucao’ respondía “Papá”. El diálogo seguía así: “¿Con quién estás?”, “Con papá”; “Entonces, pe’ cuñao”. Desde ese instante, el hoy mayordomo Peter fue Papá Chuiman. La frase pegó enseguida y era repetida por toda la muchachada peruana en épocas duras. Hasta los chicos de Indochine, grupo francés de moda ochentera, se prestaron a la payasada (véalo aquí). En segundo plano, no por ello menos memorable, don Adolfo también nos regaló “En la cara no”, otra de las grandes muletillas del narigudo actor. No cabe duda que Chuiman es uno de los grandes ‘papás’ de la comicidad contemporánea peruana.

2. Imbécil – Pablo Villanueva: Si el solo escuchar ese timbre de voz provoca risa y ni qué decir cuando vemos su cara infinitamente burlona, es claro que nadie puede evitar estallar en carcajadas cuando el popular ‘Melcochita’ dice esta palabra de tan alto calibre. Por eso es que el enfático ‘Imbeee…shil’ (suena algo así) del humorista, sonero y compositor es una de las expresiones preferidas del respetable. Pero si cree que el florido vocabulario del diccionario Melcochinsky queda allí, se equivoca. “No vayan, no la vean”, “May”, “No hay” y miles de frases y jergas más acompañan a este loco e inacabable personaje que todo lo habla en jeringa o en doble sentido. Jaime Bayly lo sufrió y disfrutó este año cuando lo tuvo en su set: esa noche Melcochita estuvo diez puntos. Amén de los cachos de los que también se ríe de sí mismo, va el consejo: ¡No lo imiten!

3. Yuca pa’ ti – Carlos Álvarez: Nos remontamos a inicios de los noventas, cuando el ‘Chino’ Fujimori había sido elegido presidente nada menos que manejando un tractorcito y pegándola de misio con su honradez, tecnología y trabajo. Ya como presidente, el ingeniero mostró una yuca en uno de sus actos públicos, y fue suficiente. El sensacional Álvarez (en su programa “Las mil y una…”, hace dos décadas) parodiaba al entonces presidente en un sketch que siempre acaba de la misma manera: “Ah, entonces… yuca pa’ ti… y dime si te gustó”, y enseguida Wilfrido Vargas musicalizaba la escena con su “dime si te gustó, te gustó, te gustó…”. Álvarez, en tanto, yuca en mano, banda en el pecho y sonrisa cachacienta, perseguía a Zelma Gálvez por el set para “enyucarla”. La historia, triste pero real, es que Fuji al final nos metió la yuca a todos los peruanos. Sin ánimo de caldear los ánimos pre electorales, ¿estará la yuca dentro de los alimentos en la dieta balanceada de Keiko? ¡Dime si te gustó!

4. Momentito – el ‘Gordo’ Cassareto: Es una de las grandes frases (aunque ya no tan usada por él) de Alejandro Romero, conocido como el ‘gordo’ Casaretto. Desde “Risas y Salsa” (siempre acompañado por el gran Miguelito Barraza) nos hizo reír con sus tartamudeos con el típico movimiento de brazo y una cara que en cualquier momento podía estallar en risas. Nadie recuerda para qué diantres pedía “un momentito”, pero sí tenemos la frase misma en la cabeza. El ‘Gordo’ también nos regaló otras repeticiones llenas de chispa como ‘Te a-a-advierto’ y ‘No paasssa’ (recuerde el comercial de Brahma). Ahora, el intérprete de ‘Phillip Quaker’ y ‘Triquina Malnutrida’ derrocha su curioso talento en el sintonizado “Especial del humor”. Ciertamente, lo del ‘Gordo’ no fue de ‘un momentito’. ¿Acaso alguien jamás habló con la tonadita del gordo Cassareto? Salud, maestro.

5. ¡A comerrrrr! – Miguel Barraza: Otro baluarte del humor peruano, Miguelito Barraza, ya desde el año 84 tenía una especial predilección por este dicho: siempre lo repetía antes de cada chiste. “A comer” era el condimento infaltable, el puente entre cada ocurrencia y el sello de este pequeño gigante de la comicidad de las últimas tres décadas. Lo cierto es que, gracias a Barraza (y ante la abundancia de motivos culinarios), los peruanos con buen filo no nos cansamos de repetir antes de cada comida (con el tonito del ‘chato’, claro): ¡A comerrrr! Claro, solo falta que Gastón Acurio aparezca en su aventura y diga, antes de meterle tenedor a un cevichón, la frase del Chato Barraza. Eso sería estar adelante, Gastón!

6. Pichón, wiflas – Tulio Loza como ‘Camotillo’: Nunca un único personaje mezcló el humor y la crítica política con tan buenos resultados como lo hizo Tulio Loza en su personaje ‘Camotillo, el tinterillo’, fundador del partido político Papepipopú. No solo fue el primero, también fue el único que repartía palos y enviaba mensajes no tan subliminales mediante sketchs del gran Polo Campos. No hubo presidente, ministro y congresista que no haya desfilado por la lengua de este genial comediante. Y claro, para dar la contra es que inmortalizó el “pichón, wiflas”. ‘Pichón’ para decir que de ninguna manera el populorum (pueblo) iba a aceptar algo, y ‘wiflas’ para reemplazar a ‘las huevas’. Otra genial y recordadísima frase de Tulio es “Never in the life”, repetida también a manera de resistencia ante determinada actitud política. El recuerdo obliga a sacarse el sombrero (obvio, el de copa utilizado por Camotillo).

7. Ajo, are, erda – Carlos Alcántara como ‘Machín’: Frase del sensacional Machín en la mejor serie humorística de ‘clawns’ de la TV peruana. Machín Alberto (bestial interpretación de Carlos Alcántara), adiestraba a su bebé Monchi y sometía a su querida Wendy Janeth a punta de medias lisuras: ajo (la mitad de carajo), are (la mitad de puta mare) y erda (sobran aclaraciones). “Ajo, are, erda” también era una reacción de enojo, frustración o pena de este papá machista cada que se metía en problemas con tres fantasmas que lo bailaban y vacilaban bien bonito (Queca, Tony y Gonzalete). El hoy jurado de ‘El gran show’ bien merece regalar a algunos principiantes del dancing unos ‘ares y ajos’ bien puestos. ¿Sí o no, Robert (Martínez)?

8. Vive la vida y no dejes que la vida te viva – Susy Díaz: Ha sido política (¿Recuerdan el 13 en la nalga?), vedette, actriz cómica, cantante y con máximas como esta se ha coronado como filósofa. La ex congresista Susy Díaz, además de siempre dar qué hablar con sus escándalos y excentricidades (antes con Percy y hoy con el Mero Loco), nos ha dejado sendas reflexiones que hasta hoy algunos despistados no se cansan de repetir (y seguir al pie de la letra). “Vive la vida y no dejes que la vida te viva” (como la doctora Chuchy) es una, “El hombre es como el canguro, la rata más grande del mundo”. Otra: “El hombre propone, la mujer dispone y el diablo te lo pone”, y así, podemos seguir hasta cansarnos con una infinidad de perlitas. Sócrates, ¡sacúdete en tu cripta!

9. Apóyame, Chorri – Jorge Benavides: Haciéndola del vilipendiado Paulo Autuori en ‘El especial del humor’, JB se burló del mal momento del DT brasileño a cargo de la blanquirroja (él se fue antes, pero para variar, tampoco fuimos a Alemania 2006). Sin poder hacer frente a la demoledora crítica de la prensa deportiva, el técnico campeón de la Copa Libertadores solía suplicar apoyo moral al ‘Chorri’ (Walter Ramírez) y a Claudio (Carlos Álvarez) después de cada resultado. “Apoyame, Chorri”, pedía el profesor con su característico sombrerito de Gilligan, tratando evitar los embates de los enfurecidos periodistas. Pasados algunos años, no muchas cosas han cambiado: ahora el que le pide apoyo al ‘Chorri’ es el ‘Chino’ Rivera en Cristal.

10. Soy su hermano pero no sé nada – Elmer Alfaro haciendo de Manuel Rodríguez López: El sonado caso ‘Villa Coca’ dio origen a este archiconocido sketch: Chuiman hacía del narcotraficante y ojeroso procesador de la droga Reynaldo Rodríguez López, mientras que ‘Machucao’ era su hermano. Al momento del interrogatorio policial –siempre en la ficción–, Elmer Alfaro solo repetía aquellas siete palabras ante la catarata de preguntas. Su parlamento era sencillo pero divertidísimo. La frase pegó y a lo largo de los años ha desvariado en ‘Soy su amigo pero no sé nada’, ‘soy su esposo pero…’, ‘soy su jefe pero…’, ‘Es mi causa pero…’, entre otras.

¿Cuál de todas estas es tu frase favorita?