Vanessa Jerí: "Luis Felipe es la persona más indicada para Magdyel"

La actriz retorna a la TV a través de Divina, personaje que encarnará en ‘La bodeguita’, teleserie de Frecuencia Latina que se estrena el 6 de setiembre

SONIA DEL ÁGUILA TORREJÓN
Redacción Online

De la Huequi que irrumpió en la televisión el 2001 a través de la teleserie 1000 oficios queda muy poco. Vanessa Jerí ha madurado, está más bella y según afirma sabe lo que quiere. Desde la próxima semana la veremos en ‘La bodeguita’ interpretando a Divina, una joven amante del arte y la buena vida, que con esfuerzo y desenfadado estilo buscará abrirse un camino en el difícil y competitivo mundo del espectáculo y la televisión.

“‘Divina’ tiene doble personalidad, cuando sale a la calle es regia, fabulosa, llama la atención; pero cuando está en su casa parece que aterriza y vuelve a su realidad. La teleserie ocurre en un barrio de clase media baja y mi personaje quiere salir de ahí, quiere ser actriz y llegar a la televisión”, comenta.

¿Te sientes identificada con Divina?
No soy tan así, soy más humilde y realista, ella es más sobrada. De repente nos parecemos en lo coquetas y femeninas, a mí me gusta seducir con la mirada, con los labios.

“La bodeguita” saldrá en un horario estelar bastante competitivo (9.00 p.m.) ¿Cómo asumes la competencia?
Con tranquilidad, creo que hay público para todos, al final serán los televidentes los que elijan.

Antes de confirmarse tu ingreso a “La bodeguita” comentaste que tenías dos propuestas televisivas, ¿La otra era para “Al fondo hay sitio”?
En realidad una de ellas era para conducción. La propuesta está ahí, bajo siete llaves. Me encanta conducir, tuve la oportunidad de hacerlo junto a Carlos Cacho en Mil disculpas, aunque ya había hecho algo de conducción en Amigos y rivales.

Luego vino lo del bloque de espectáculos de “Buenos días, Perú” con Roger del Águila.
Así es, y me encantó trabajar con él. Roger es súper divertido, pero ahí quedó todo, vinieron los cambios y nosotros no encajábamos en ellos. Fue una bonita experiencia, tenía que levantarme a las 4 a.m. era una locura, aunque yo siempre me acuesto temprano para aprovechar más horas de sueño. Me gusta dormir bien y profundo.

El personaje que te llevó a la popularidad fue la Huequi de “1000 oficios”. ¿Qué significa ese personaje en tu carrera?
Es incomparable. Hace tiempo me propusieron volver a hacerlo, pero dije no. Ese personaje es el más importante en mi carrera, con el llegué a la actuación cuando no pensaba ser actriz. La ‘Huequi’ era divertida, creía que era regia, linda y en realidad no era nadie.

¿Qué hacías antes de actuar?
Estudiaba administración hotelera y turismo. A raíz de que ingreso a “1000 oficios” comienzo a estudiar teatro y dicción. Ingresé de casualidad a la televisión, gracias a que Efraín Aguilar me convocó y me dio la oportunidad de actuar. Él me descubrió.

¿Qué personaje nunca harías?
No haría personajes repetitivos. Lo que quisiera hacer es un personaje que tenga carácter o alguien que tenga discapacidad.

¿Harías un desnudo?
Sí. Creo que si el guión es interesante y lo requiere no tendría problema en desnudarme, pero tendría que ser algo muy importante.

En la película “Mañana te cuento” hiciste una escena bastante ‘hot’, aunque no llegaste a desnudarte.
Yo sugerí hacer un baile sexy. La idea era hacer un desnudo, pero creí que el guión no lo ameritaba, igual quedó bonito.

¿Qué personaje te ha costado más crear?
Aunque no lo creas, la Huequi. Era la primera vez que actuaba y no me aprendía los guiones, en algún momento quise renunciar, pero no sabía que habían cláusulas que prohibían hacerlo. Poco a poco fui aprendiendo y tuve la oportunidad de compartir trabajo con grandes artistas a los que ahora considero mis amigos, como Lucho Cáceres, César Ritter, Sandra Arana, Mónica Torres, Magdyel Ugaz.

¿Sabías que Magdyel Ugaz se comprometió con Luis Felipe Capamadjian?
No sabía, estoy aquí grabando todo el día y no me entero de las cosas. Estoy feliz, qué buena noticia. No me gusta hablar sobre la vida sentimental de mis amigos, pero te puedo asegurar que Luis Felipe es la persona indicada para ella. Le deseo lo mejor del mundo, es muy amorosa y ese chico también.

¿Y tú cuándo te casas con Raúl González?
Sí, yo me caso (risas). No me gusta hablar de mi vida privada. Siempre he salido en la prensa por mi trabajo. Solo te puedo decir que estoy contenta, la relación está muy bien. Yo soy práctica si no me va bien me doy la media vuelta y busco a otro, no sé. Yo no soy de llorar o deprimirme. Tengo que estar feliz.

¿Es cierto que una ex pareja te fue infiel más de 20 veces?
Así es. Me enteré después de un año de haber terminado con él, aparentaba ser un chico tranquilo, pero ya pasó y no me afectó. Detesto la mentira, no permitiría un engaño.

Tu salida de “Mil disculpa” se dio de forma abrupta, se habló de que Cacho te hacía la vida imposible. ¿Qué pasó realmente?
En su momento no lo dije y menos lo voy a decir ahora. Pasó lo que vieron (se molestó porque Cacho le tiró una torta en la cara). No hablaré de él porque está privado de su libertad, se dijeron muchas cosas, que había hablado mal de él y no fue así.

¿Crees que cuando recupere su libertad debe volver a la televisión?
Prefiero no tocar ese tema porque sería hacer morbo y mi profesión no está hecha en base a escándalos. Prefiero que el problema de Carlos se solucione rápido por el bien de su familia y de él. Le deseo todo lo mejor.

En el Mundial Sudáfrica 2010 te eligieron Novia de la selección peruana y te propusieron un reto, desnudarte si el Perú clasifica y llega a la final del Mundial de Brasil 2014. ¿Realmente lo harías?
Así es y con gusto. Me gusta el fútbol, mi papá siempre quiso que mis dos hermanas y yo fuésemos hombres, nos llevaba a los estadios. Entiendo los partidos y los disfruto cuando son interesantes.

Siempre estuviste vinculada con el fútbol. Se dijo que hasta tuviste un romance con Roberto Palacios. ¿Es cierto?
Nunca se confirmó nada. Roberto es una persona que muchos quieren y admiran, es un gran amigo y creo que se volvió a casar. Lo conocí, es una excelente persona, sencilla y humilde.

¿Tuvieron un romance?
No hablo de mi vida privada.

Parece estar de moda que surjan romances entre actores durante las grabaciones. ¿Alguna vez te pasó?
Respeto mucho a mis compañeros, pero nunca me ha gustado mezclar mi trabajo con mi vida sentimental. Depende de cada uno, nunca he estado con nadie del medio artístico. Se me vinculó con César Ritter, pero luego salió a la luz que él estaba con Sandrita (Arana).

¿Qué diferencia encuentras entre la Vanessa Jerí de la Huequi a la Vanessa de Divina?
Está más madura como persona y también actoralmente, ahora sé lo que quiero y sé a dónde voy. Antes era más aventurera, tomaba las cosas al juego. En cuanto a la parte física, antes tenía el cabello corto, pajoso, era más llenita; ahora soy imagen de una cadena transnacional de gimnasio y tengo que cuidarme.

Se habló mucho de que te sometiste a cirugías.
Lo único que me he puesto es pechos. Mi cuerpo está ahora más tonificado gracias a los ejercicios y no tengo ningún problema en ir al médico legista para demostrar que digo la verdad. Reto a quien lo haya dicho, aunque lo que diga la gente no me interesa, soy bien relajada.

Se habló también de que te pusiste colágeno en los labios.
Para nada. (Muestra una foto de su madre cuando era niña. En ella se ve que tenía los labios bastante carnosos)

¿Después de “La bodeguita” qué se viene en tu carrera?
Tuve la oportunidad de poder viajar al extranjero, pero como no me iba mal acá decidí quedarme. El sueño de cualquier artista de este medio es salir, aunque la competencia afuera es mucho más fuerte, pero si me va bien acá, prefiero quedarme y aprovechar las oportunidades que tengo aquí.