VIDEO: imágenes de la boda de Christopher Gianotti y Úrsula Boza

El matrimonio se realizó el viernes tras cinco años de convivencia. “Lo menos importante es la firma del documento”, dijeron

(Video: Frecuencia Latina)

La popular ‘Claudia’ de ‘Al fondo hay sitio’ y el conductor de ‘Hombres trabajando para ellas’ se casaron ayer en Surco, después de dos semanas de preparación previas a la ceremonia. Como en toda relación, tuvieron altas y bajas, pero nunca dejaron de amarse.

¿CÓMO NACIÓ EL AMOR?
En una entrevista la pareja confesó a elcomercio.pe que el romance comenzó en la novela “Ferrando, de pura sangre”.

“Fue durante las grabaciones de la serie de Ferrando. Estuvo 5 meses esperando que lo acepte. Salíamos, pero hasta ahí nomás. Hasta que un día me enteré de que había una chica pululando por ahí, y aunque a él no le gusta, yo dije: aquí no entra a tallar nadie, solo yo. Entonces lo busqué y yo terminé declarándome. Le escribí en un papelito que me estaba enamorando de él, y hasta hoy no nos separamos”, dijo Úrsula Boza.

Por su parte, Cristopher Gianotti contó que fueron varios pasos los que tuvieron que dar antes de estar juntos. “Me cortaba una vez por semana, entonces decidí alejarme, hasta que ella me buscó y me dijo para estar. Ese día lloré de emoción”.

LA PEDIDA DE MANO
La pareja recuerda cada detalle del compromiso. Para el acontecimiento, Gianotti reunió a ambas familias y puso un video difundido por Frecuencia Latina en el que le decía: “Hoy te quiero decir, y con el permiso de tus padres y con la bendición de tus padres, la pregunta: Úrsula Carolina Boza Lujambio, ‘¿Aceptas ser mi esposa?‘”. Emocionada, la actriz conocida como ‘Mirada de tiburón’ admite que fue toda una producción, pues no se lo esperaba.

LA CONVIVENCIA ANTES DEL MATRIMONIO
Vivieron juntos durante cinco años antes de dar el sí, tiempo en el que la pareja realmente se conoció. Ellos no estaban de acuerdo con el matrimonio y decidieron que la ceremonia civil se realizaría por un tema burocrático, sin ningún tipo de importancia e interés en sus vidas.

“Lo vamos a hacer por un tema del colegio de nuestros hijos. Lo que más nos emociona es el hecho de decir lo que cada uno siente por el otro. El hecho de la firma no es algo que nos preocupa”, afirmó Boza.