“Yo soy”: Los finalistas se destapan a poco del final

A una semana del final de temporada, cuatro de los favoritos del programa hablan de su esfuerzo para coronarse ganadores

“Yo soy”: Los finalistas se destapan a poco del final

BETTY SOTO FERNÁNDEZ

Momentos tensos y llenos de incertidumbre son los que vivirán desde esta semana los ocho finalistas del programa ‘Yo soy’. Aquí, cuatro de ellos reflexionan sobre su posición en el concurso y sus futuros proyectos.

“‘Yo soy’ es mi vitrina para mostrar mi talento”, dice Fernando Alcalde, el hombre que de lunes a viernes interpreta al tenor italiano Andrea Bocelli. Y aunque él no se considera un imitador, sabe que ganar el premio lo hará conocido como músico. “Toco con el grupo Las Cuerdas de Lima en matrimonios y fiestas, pero quisiera ir a un nivel más profesional”, cuenta.

Su primera vez en “Yo soy” fue como Nino Bravo, pero en semifinales fue eliminado. Hoy, ser el primer Bocelli del programa le ha triplicado el pedido de conciertos líricos que ofrece en el Country Club. Y le ha hecho plantearse un objetivo: “Quiero cantar en el Teatro Municipal, junto a una orquesta y hacer de Bocelli o de mí mismo”, dice.

Enrique Burga o José José ganó el nombre de su ídolo a los 18 años, cuando se llevó el premio de canto en el programa “Trampolín a la fama”. Allí interpretó el tema “Lo pasado, pasado” y, desde entonces, quiso dedicar su vida a la música, pero “los hijos, la familia, la edad o la poca motivación me alejaron del sueño”, dice. La oportunidad le llegó cuando perdió su empleo de minero en Cajamarca. “En vez de trabajo, encontré ‘Yo soy’. Y he practicado tanto para ser José José, que en mi día a día camino, hablo y me expreso como él”, sostiene.

Enrique ha recibido propuestas para viajar a México e imitar a José José en las narices del original. Pero, por ahora, aunque existen planes de ser solista, de componer y aumentar los trajes, él solo quiere ganar.

El caso de los Beatles es distinto. Está formado por chicos que no pasan de los 22 años (Nicolás Rainaga, José Luis, Fabrizio y Piero Rozas) y que, además, son familia. “Como a mis primos y a mí nos encantan los Beatles, un día formamos un grupo para tocar sus canciones. Pero ya en ‘Yo soy’ nos tocó lo más difícil: caracterizarlos”, cuenta Nicolás Rainaga, el Ringo Starr de la agrupación.

Este joven, de 22 años, y sus primos tienen muchos planes una vez que termine el concurso. “Formaremos una banda de rock clásico. Los chicos de nuestra edad deben escuchar buena música”, explica. Mientras tanto, dice haber aprovechado todo lo que “Yo soy” le ha ofrecido. “Practicar la voz, la música, la mímica, todo eso es increíble. Uno se siente un músico profesional”, señala.

EL TOQUE INTERNACIONAL
Jano Canavessi es argentino, ha imitado a Luis Miguel durante 20 años y ha cantado en Viña del Mar. Para él, “Yo soy” es la puerta para internacionalizarse, y es aquí donde ha vivido las dos caras de la popularidad: “Hay gente que me pide autógrafos y me da tanto cariño, pero también hay otros que me discriminan por ser extranjero”, cuenta. Sin embargo, el buen trato ha prevalecido.

“Yo amo el Perú. Gane o no, iré a conocer el Cusco. Luego, tengo que viajar a Argentina para completar unos conciertos y a ver a mi familia, pero no me olvidaré del Perú. Voy a regresar a cantar y a tocar”, dice.