Barrio Alto: Un rincón que concentra cafés y atmósferas íntimas

Este lugar también cuenta con las últimas tendencias de la moda, el arte luso y europeo  

Barrio Alto: Un rincón que concentra cafés y atmósferas íntimas

Situado entre la Praça do Príncipe Real y la Baixa, este popular distrito es punto de encuentro para los amantes de la movida nocturna. (Foto: Pensão Amor)

Barrio Alto: Un rincón que concentra cafés y atmósferas íntimas

Desde el tranvía 28 puede ver el Castillo de San Jorge y el río Tajo. (Foto: Getty Images)

Barrio Alto: Un rincón que concentra cafés y atmósferas íntimas

Con la tarjeta 7 Colinas, que se usa en diversos medios de transporte, se obtienen mejores precios de abonos turísticos. Cuesta 0,50 euros. (Foto: Getty Images)

Francis Cruz

El empinado Barrio Alto -desde cuyos miradores se divisa el Castillo de San Jorge y parte del centro histórico- deja empapar sus enrevesadas calles por la luz cálida de las farolas y la melodía y el canto que surge de sus populares casas de fado (música popular portuguesa).

Situado entre la Praça do Príncipe Real y la Baixa, este popular distrito es punto de encuentro para los amantes de la movida nocturna y quienes buscan modernidad entre sus tiendas y mercados. Un espacio que ofrece buenas propuestas gastronómicas y de entretenimiento.

ELEVADOR DE SANTA JUSTA

Es la forma más rápida de llegar desde el céntrico barrio La Baixa al Barrio Alto. Esta edificación, considerada una de las más bellas de Lisboa, fue construida por Mesnier du Ponsard (discípulo de Gustave Eiffel) e inaugurado en 1902. www.carris.pt/en/elevators

MERCADO CALLEJERO

La Feira da Ladra, que significaría literalmente en castellano el mercado de la ladrona, es el lugar donde puede encontrarse todo tipo de cachivaches como antigüedades, muebles usados, ropa de segunda mano, libros raros e incluso artesanía peruana.

A PEDIR DE BOCA

El restaurante Laurentina ofrece desde 1976 varios platillos con bacalao, que es el producto bandera de Lisboa. Uno de los más populares en su carta es el bacalao dorado, que lleva huevo revuelto, papas al hilo, tomate y perejil. Si lo que busca son tapas, debe visitar el restaurante Polvo Lisboa, que sirve caracoles, ensalada de pulpo o las pataniscas de bacalao.

PARADA DE MARINEROS

Un antiguo local de quince habitaciones que funcionó durante el siglo XVIII como burdel de marineros sirve hoy como espacio para presentaciones y eventos bajo el nombre Pensão Amor. Entre sus paredes pueden encontrarse aún pinturas y grabados eróticos que sirven como decoración mientras el visitante puede tomar una deliciosa caipirinha.

¿DÓNDE?

A. Museo Nacional de Azulejo 
B. Museo arqueológico do Carmo
C. Teatro Romano de Lisboa

EL DATO

Con la tarjeta 7 Colinas, que se usa en diversos medios de transporte, se obtienen mejores precios de abonos turísticos. Cuesta 0,50 euros.