Crónica de un viaje en moto por la ruta que hace cinco siglos siguió Diego de Almagro

En el blog Pura Aventura, la historia de un grupo de amigos que cambió caballos por motocicletas para hacer la misma travesía y recorrer el Perú, Bolivia, Argentina y Chile

Crónica de un viaje en moto por la ruta que hace cinco siglos siguió Diego de Almagro

“En junio de 1535, después de la conquista del Tahuantinsuyo, Diego de Almagro recibió el título de gobernador de Nueva Toledo, un territorio que comprendía hasta las 200 leguas al sur del Cusco. Ansioso de llegar al límite de sus dominios, Almagro inició la expedición en busca de la tierra prometida”, escribe Carlos Muñiz en el inicio del último artículo de su blog Pura Aventura.

Cinco siglos después, un grupo de amigos decidió “cambiar caballos por motocicletas” para emprender esa aventura. “La ruta de Almagro es la misma, pero la historia fue otra””, añade.

Los aventureros iniciaron la travesía en la Plaza de Armas del Cusco y tras recorrer impresionantes paisajes y restos arqueológicos llegaron a Puno para descubrir la belleza del lago Titicaca.

Posteriormente, la comitiva motorizada llegó a Bolivia para visitar el salar de Uyuni. “Ahí nos hospedamos en un hotel construido y amoblado íntegramente con sal. Impresionante. Un hermoso amanecer nos despertó en Uyuni y su paisaje lunar. Aprovechamos la oportunidad de probar nuestras motos a máxima velocidad en el salar cuyos límites se pierden en el horizonte”, explica Muñiz.

El viaje siguió con rumbo a Argentina, donde atravesaron ciudades como Tucumán, Jujuy o Mendoza, para finalmente cruzar a Chile.

“La ruta es increíble, especialmente en el cruce de los Andes por el Paso de los Libertadores, desde donde se puede contemplar el Aconcagua, el pico más alto de América. Las montañas y la nieve nos regalaron uno de los paisajes más espectaculares”, sostiene el autor de la ota.

Lee AQUÍ la nota completa y mira las fotos.