Cuenca, una joya en la sierra ecuatoriana

Descubre la tercera ciudad más importante del vecino país, que destaca por su riqueza arquitectónica, artesanal y natural

Cuenca, una joya en la sierra ecuatoriana

(Foto: Lucero Del Castillo)

Cuenca, una joya en la sierra ecuatoriana

(Foto: Lucero Del Castillo)

Cuenca, una joya en la sierra ecuatoriana

(Foto: Lucero Del Castillo)

Cuenca, una joya en la sierra ecuatoriana

(Foto: Lucero Del Castillo)

Cuenca, una joya en la sierra ecuatoriana

(Foto: Lucero Del Castillo)

Milagros Vera Colens

Entre los múltiples atractivos que posee Cuenca, ciudad ecuatoriana de arquitectura colonial, riqueza histórica y destacable patrimonio religioso, resaltamos algunos lugares que vale la pena conocer en tu próxima visita. 

Religiosidad cuencana

Empieza recorriendo la catedral de la Inmaculada Concepción, que fue diseñada por el padre alemán Juan Bautista y cuya construcción tomó casi un siglo. Al interior podrás ver su altar mayor cubierto de pan de oro así como sus vitrales y los pisos de mármol de Carrara. Es también importante que visites la Iglesia del Sagrario, que es la construcción más antigua de la ciudad de Cuenca y que en la actualidad funciona exclusivamente como museo. 

Sombreros de paja toquilla

Estas piezas de artesanía que fueron nombradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad son la insignia de Ecuador. Y uno de los lugares donde se fabrican es Cuenca. Para conocer el proceso de elaboración de sombreros de paja toquilla ve a la fábrica Homero Ortega, que cuenta con un pequeño museo y una tienda con exclusiva producción.    

Acogedor hospedaje

Si eres un apasionado de los caballos o quieres entrar en contacto con la naturaleza te recomendamos dirigirte a la hostería Caballo Campana, una hacienda familiar con 150 años de antigüedad que se ubica a solo 15 minutos del centro de Cuenca. Recorre a caballo las 28 hectáreas de campo que tiene este lugar y aléjate del ruido citadino instalándote en alguna de sus 12 habitaciones y acogedoras cabañas que conforman el complejo.  

Para olvidarse del estrés

Ahora que si lo que buscas es escaparte en pareja y relajarte, te proponemos visitar el spa Piedra de Agua, construido en el corazón de una montaña caliza de origen volcánico al que se llega luego de un viaje por una vía serpenteante. En el lugar encontrarás un circuito de aguas termales y salas de masajes en cuevas de piedra volcánica, pozas de lodo y diversos tratamientos para salir renovado.

Si estás pensando visitar Cuenca o te hemos animado a viajar para allá, no dudes en ir a los lugares propuestos y cuéntanos qué otros atractivos te parecen imperdibles.