Descubre la ciudad que tendría el mejor carnaval en Brasil

Olinda es la localidad más bohemia del noreste de Brasil y para muchos celebra el mejor carnaval en tierras brasileñas

Descubre la ciudad que tendría el mejor carnaval en Brasil

Las empinadas y angostas calles se encuentran pintadas y en perfecto estado de conservación. (Fotos: Embratur / Nicolás Iacovone)

Descubre la ciudad que tendría el mejor carnaval en Brasil

Olinda fue declarada Patrimonio Histórico de la Humanidad por la Unesco en 1982, debido a la gran cantidad de edificios históricos que alberga.

Descubre la ciudad que tendría el mejor carnaval en Brasil

Aquí encontrarás una gran variedad de artesanías talladas en madera. Te recomendamos buscar los talleres, donde los precios son más bajos que los que hallarás en tiendas, ferias y plazas.

Descubre la ciudad que tendría el mejor carnaval en Brasil

Caminar por Olinda, una urbe erigida exactamente sobre siete colinas, es hacer un viaje al pasado.

ALBERTO REVOREDO

A puertas de la Copa Mundial 2014, el estado brasileño de Pernambuco –cuya capital Recife, es una de las sedes del torneo futbolístico– acelera el paso para poner a punto sus principales atractivos turísticos, que incluyen la localidad de Olinda, una de sus mejores cartas. 

Por su ubicación geográfica –es uno de los poblados más orientales de Brasil– Olinda representa un punto clave en la historia de ese país

Por ello, es particularmente relevante la presencia holandesa en esa zona, quienes se establecieron allá por el siglo XVI, tras arrebatarle el control temporal a los portugueses.

PRINCIPALES ATRACTIVOS

El conjunto arquitectónico de su Centro Histórico, con sus estrechas y pintorescas calles, atesora vestigios de su época de esplendor y bonanza, cuando la producción de caña de azúcar era su principal actividad.  

Allí se agrupan numerosos templos, capillas e iglesias, entre las que destaca la Catedral de Olinda, también conocida como la iglesia de São Salvador do Mundo. 

Frente a la basílica encontrarás el ascensor panorámico y el mirador de la Caixa d’água da Sé de Olinda, desde cuyas alturas se obtiene una gran vista de la ciudad y la costa olindense. En los alrededores hallarás tiendas de artesanía y souvenirs, restaurantes, puestos de comida típica, música y un gran número de artistas callejeros.

COLORES Y SONIDOS

Olinda se debe recorrer a pie, aunque no es recomendable hacerlo hacia el mediodía porque el sol se vuelve implacable. Es imprescindible visitar el Museo do Mamulengo, que alberga una excelsa colección de títeres y muñecos populares de Brasil y América Latina. Abren de martes a domingo, y la entrada cuesta 2 reales. 

Para alojarse, abundan las hosterías y las casonas coloniales, habitadas por artistas, estudiantes y bohemios. Hay opciones para todos los bolsillos, pero ten en cuenta que los precios suben mucho en febrero, mes en el que se lleva a cabo el carnaval.

Durante esta fiesta, que se realiza paralelamente al Carnaval de Río, las calles de Olinda se llenan de turistas y pobladores locales que bailan al sonido de bandas de frevo y maracatu, en un ambiente mucho más seguro y familiar que el de sus vecinos cariocas.

Los carnavales de Olinda y Recife abarcan no una sino varias calles, destacando en ellos los tradicionales blocos de troça –sonoros camiones que hacen de palcos móviles–, y divertidos muñecos gigantes que parodian a conocidos personajes.

 

Puedes leer más notas interesantes todos los domingos en tu suplemento Semana ¡Vamos!