México: Sumergidos en la Riviera Maya

Playas entre el mar turquesa y una frondosa selva coronada por templos mayas. Ríos subterráneos que llevan cristalinas aguas, arrecifes coralinos y cenotes sagrados. ¿Qué más se puede pedir?

México: Sumergidos en la Riviera Maya

MARÍA HELENA TORD

Sin duda uno de los parajes preferidos para disfrutar de la playa es el Caribe, pero ¿qué ofrece el Caribe mexicano que lo diferencia del resto? El gran valor agregado de la Riviera Maya es que sus playas se encuentran entre un mar turquesa y una gran selva que alberga templos mayas y singulares formaciones naturales como son los ríos subterráneos y los cenotes. Además sumergirse en las profundidades de sus aguas y arrecifes es una experiencia que no puede dejar de hacer en el Caribe. Donde paisajes que parecen de otro planeta nos develan ese universo reservado para el mundo marino con fabulosos peces multicolores y corales. Islas como Mujeres y Cozumel son ideales para bucear. En la primera hay esculturas sumergidas en el mar y Cozumel es considerado el segundo arrecife coralino más grande del planeta. Para ambos destinos hay ferris que salen a diario desde Cancún y Playa del Carmen respectivamente.

LA INTENSA CANCÚN
La mejor zona hotelera por su variedad es Cancún, aunque no pertenece específicamente a Riviera Maya, es el centro de operaciones y donde se halla el aeropuerto internacional. La mayoría de los hoteles de esta parte del Caribe son grandes resorts y edificios frente al mar que funcionan con el sistema todo incluido. Los hay de todos los precios.

LA MOVIDA EN PLAYA DEL CARMEN
Playa del Carmen es reconocida entre la gran oferta de destinos del Caribe mexicano como un balneario moderno y a la vez auténtico. A todo el maravilloso y relajante entorno de playas, se suma la gran propuesta de diversión nocturna que ofrece Playa del Carmen, que solo compite en este aspecto con su vecina Cancún. Su principal paseo peatonal, la Quinta Avenida, se llena todas las noches con turistas que la recorren íntegramente. Bares y discotecas están abiertos hasta la madrugada y muchas de ellas tienen salida hacia la playa. La más famosa es Coco Bongo, que ya abrió su segundo local por estos lares, donde ofrece sus reconocidos espectáculos a lo Broadway. También la Bodeguita del Medio escogió Playa del Carmen para poner un local que nos remonta a La Habana. Otra de las ventajas de este encantador balneario es que todo queda muy cerca. No es necesario tomar un auto para ir a comer, para salir a algún bar o discoteca de la zona y, además, está próximo a los principales atractivos de la Riviera Maya.

TULUM, TEMPLOS MAYAS FRENTE AL MAR
Los antiguos templos mayas de Tulum emergen en medio de la selva mirando a las cristalinas y turquesas aguas de las paradisíacas playas de esta parte del Caribe mexicano. Por lo general, los visitantes que llegan a este singular complejo no tienen idea de lo que los espera. Lo recomendable es llevar de todas maneras ropa de baño y dedicarle, si es posible, más de dos horas, que es el tiempo que generalmente duran los recorridos programados. Gran parte del encanto de este legado maya es definitivamente su entorno. Tulum emerge de la selva y su principal construcción, el emblemático Castillo, que es como se lo conoce al punto de control del antiguo puerto, permanece entre unos altos acantilados que descienden hasta una paradisíaca playa, donde se reúnen los turistas luego de visitar el complejo. Este fue un importante enclave de la cultura Maya y funcionó como un puerto de abastecimiento de productos junto a otros puntos marítimos como Cozumel. De esta época se mantienen en pie las torres de observación, que sirvieron como estructura de puesto de control para divisar las embarcaciones que llegaban por mar. Tulum posee todavía templos a los que se les han atribuido funciones ceremoniales y de observación astronómica. Esta antigua ciudad amurallada conserva también parte de sus muros originales que dividía la zona de templos de la residencial.

La línea costera de Tulum, a diferencia de sus vecinas Playa del Carmen y Cancún, se caracteriza por sus hospedajes pequeños y ecológicos que realizan prácticas sostenibles. En sus tranquilas playas predominan las llamadas palapas, que son sencillas estructuras tipo cabañas con piso de arena y techos de paja. No hay grandes construcciones que distorsionen el paisaje natural; y entre la playa y la selva, hay acantilados rocosos que camuflan pequeños y exclusivos albergues que tienen como prioridad brindar espacios acogedores y privados en donde destaca el respeto por el entorno natural.

CENOTES Y RÍOS SUBTERRÁNEOS
La Riviera Maya ofrece también otra experiencia singular que es el buceo en cenotes, que son espejos de agua que se alimentan de corrientes y ríos subterráneos provenientes de la Península de Yucatán. Encontramos cenotes cerca de Cancún y también en Puerto Morelos.

Los paisajes rústicos y salvajes que los rodean nos permiten sentirnos mucho más en contacto con la naturaleza de esta zona.

Para los mayas estos puntos de agua eran lugares sagrados y los consideraban la entrada al inframundo y en ellos solían hacer ceremonias de purificación. El viajero no debería dejar de vivir la experiencia de sumergirse y nadar en uno de estos: al flotar en medio de sus aguas frías y azules imaginando los metros de profundidad que están bajo nosotros y sentir los rayos que caen sobre nuestra piel nos sentimos entre dos fuerzas magnéticas: la del cosmos y la del centro de la Tierra.