Ocho fenómenos naturales que debes ver una vez en la vida

Sal en busca de estos fenómenos de la naturaleza que te dejarán sorprendido por su belleza

Ocho fenómenos naturales que debes ver una vez en la vida

La Pororoca es uno de los fenómenos naturales más alucinantes de la selva de Brasil. (Foto: RankBrasil Recordes Brasileiros / Flickr bajo licencia de Creative Commons)

 

La naturaleza tiene miles de secretos que nos tomaría la vida entera poder descubrir todos. Los fenómenos naturales son algunos de ellos, tan maravillosos que pueden atraer a cientos de personas de todas partes del mundo solo para disfrutarlos por unos segundos.

Luces que llenan el cielo de color, mares brillantes, cascadas de fuego y olas en medio de la selva. Estos son parte de los fenómenos que encontramos alrededor del mundo y que todo buen viajero debe tener en su lista de cosas para ver una vez en la vida.

Te contamos más de ellos a continuación:

1. Las auroras

 

Una foto publicada por Tommy Eliassen (@tommyeliassen) el

 

Ya sea que las veas las polares en sur o las boreales en el norte, este espectáculo de luces naturales es único. Ocurren cuando una masa solar choca con la magnetósfera terrestre, generando radiaciones y energía que se almacena hasta que se dispara generando los efectos luminosos. Usualmente las auroras pueden observarse en invierno.

2. Los relámpagos de Catatumbo

 

Una foto publicada por rendicream® (@rendicream) el

 

Si le temes a los relámpagos, es mejor que no visites la cuenca del río Catatumbo cerca del lago de Maracaibo en Venezuela. El lugar ha sido declarado por la NASA como “la capital de mundial de los relámpagos” pues entre abril y noviembre, estas luces aparecen el cielo de manera constante. Se han llegado a contabilizar hasta 1.6 millones de rayos al año.

3. La Pororoca

 

Una foto publicada por Antonio Júnior (@toni_jahvali_jr_fotos) el

 

¿Quién dice que no se puede surfear en medio de la selva? La Pororoca es una enorme ola en Brasil que se genera cuando la marea creciente del Océano Atlántico choca de frente con las aguas del Amazonas. La fuerza es tal que el cauce del río se desvía durante kilómetros generando la ola de hasta 4 metros de altura, el paraíso de los surfistas más avezados.

4. El gran cañon cubierto de nubes

 

Una foto publicada por Alberto Frias (@albertofrias_pod) el

 

Si un día llegas al Gran Cañón y lo encuentras cubierto de nubes, no te desanimes. Por el contrario, tienes suerte de ser testigo de un fenómeno llamado 'inversión térmica' que ocurre rara vez en el lugar y se da cuando las capas de aire frío y caliente, donde la fría suele estar por debajo, invierten su posición.

5. La cascada Firefall

 

Una foto publicada por GrindTV (@grindtv) el

 

En febrero, cuando la nieve del parque Yosemite se derrite, aparece esta caída de agua de 650 metros. Pero lo que la hace única es que, durante las dos últimas semanas del mes, parece convertirse en lava fluyendo debido a que los rayos del sol la iluminan directamente durante el atardecer.

6. El Perito Moreno

 

Cada cierto tiempo, el glaciar Perito Moreno en Argentina se rompe y atrae a miles de turistas. El fenómeno ocurre cuando el agua presiona el glaciar y lo va desgastando creando una especie de puente que lo conecta con tierra firme. Este brazo es el que se termina desprendiendo y se inicia nuevamente el ciclo.

7. Agua que brilla en la noche

 

Una foto publicada por Amazing Planet Earth (@amazing_planeet) el

 

Existen lugares en el mundo, como la laguna Grande en Puerto Rico o el mar en la isla Vaadhoo en Maldivas donde se puede apreciar este hermoso fenómeno natural. Esto se da gracias a organismos como bacterias o fitoplancton que emanan una luz bioluminiscente como resultado de una reacción química en sus cuerpos.

8. Manhattanhenge

 

Una foto publicada por Rani Denso (@ranidenso) el

 

Este fenómeno ocurre solo dos veces al año y se da cuando el sol ocultándose se alinea perfectamente con las calles de Nueva York creando un espectáculo que combina la naturaleza con la ciudad. Este año se podrá apreciar los últimos días de mayo y en julio.

 

 

 


Tags relacionados

naturaleza

Fenómenos