Los parques nacionales de EE.UU. reabren tras 16 días de "shutdown"

En total 401 parques y monumentos vuelven a atender con normalidad. La reapertura, sin embargo, llegó demasiado tarde para algunos negocios turísticos

Los parques nacionales de EE.UU. reabren tras 16 días de "shutdown"

Cientos de parques nacionales reabrieron hoy sus puertas tras 16 días de cierre parcial del gobierno (‘shutdown’), procurando alivio a los turistas y a los municipios que dependen de ellos.

Los barcos que llevan hasta la famosa isla-prisión de Alcatraz desde la bahía de San Francisco comenzaron a funcionar antes de las 16:00 GMT.

Por su parte, el parque nacional de Yosemite y otros grandes parques abrieron sus caminos y rutas en medio de la noche, inmediatamente después de que el presidente Barack Obama firmase el acuerdo de reapertura de las administraciones.

“Tras 16 días de cierre, el Congreso aprobó una resolución presupuestaria de corto plazo que reabre el gobierno federal, incluidos nuestros 401 parques nacionales y monumentos”, afirmó la presidenta interina de la Asociación para la Conservación de los parques nacionales, Theresa Pierno.

“Agradecemos que los dedicados hombres y mujeres del Servicio de Parques Naturales puedan volver a sus puestos de trabajo, sirviendo al público estadounidense como guías de algunos de los más espectaculares territorios y lugares históricos de Estados Unidos”, agregó.

El “shutdown”, que supuso el cierre temporal de lugares turísticos como el Gran Cañón o la Estatua de la Libertad, frustró las ilusiones de miles de turistas nacionales y extranjeros.

Además, las comunidades y poblaciones cercanas a los parques, y que dependen del turismo, registraron graves pérdidas como consecuencia del cierre.

El acuerdo y la reapertura llegó demasiado tarde para algunas familias de Groveland, una pequeña ciudad de California que sirve de acceso a Yosemite por el oeste. Los comerciantes ya sufrieron grandes pérdidas debido al incendio que mantuvo cerrado parte del parque. Ahora, el cierre supuso el fin de sus negocios.

“El fuego fue el ataúd y ahora esto (el cierre) es el clavo en el ataúd”, afirmó el propietario de una cafetería a CBS News.