Recorre estos cinco mercados de pulgas repartidos por el mundo

Hay destinos que esconden maravillas en sus calles, como tiendas y puestos de fin de semana

Recorre estos cinco mercados de pulgas repartidos por el mundo

El Camden Market es ideal para comprar ropa, discos y artículos vintage. (Foto: Facebook Camden Market)

Por Tatiana Palla

Camden Market. Londres

Ubicado cerca de la estación del subterráneo de Camden Town, es la feria obligada para los que van en busca de rarezas y artilugios propios de tribus urbanas. Destino básico para los más jóvenes, esta gran feria –ahora permanente– comenzó en los años setenta como una venta ambulante hippie de fin de  semana. Ahora góticos, punks, metaleros, rockeros, ravers, raperos y más conviven con los hippies en las calles, las tiendas y las galerías del lugar.

Qué comprar: ropa, discos, joyería, artículos vintage, artesanías. Hay también zona de bares y puestos de comida por montones. Se recomienda curiosear por los puestos asiáticos. Tip: hay descuentos de comida a partir de las seis de la tarde.

Lugar: Camden Town NW1, Chalk Farm Road, Londres. Inglaterra.

Horario: Lunes a domingo de 10 a.m. a 6 p.m.

Web: camdenmarket.com

(Foto: Facebook Camden Market)

Mercado Flotante. Tailandia.

¿Un mercado en canoas? Claro que sí. Ubicado a poco más de cien kilómetros de Bangkok, el mercado tiene su origen a mediados del siglo XIX, cuando el rey de turno ordenó crear un canal que uniera al río Mae Klog con el Tachine. Pues resulta que la tierra a los lados del canal era tan buena para el sembrío de frutas y verduras que, al poco tiempo de habilitarse, nació el mercado flotante.

Se considera uno de los pocos espacios donde se puede ver la antigua forma de vida de esta localidad y es un pequeño paraíso de colores y sabores para quienes lo visitan. Qué escoger: uva china, mangos, plátanos, coco. Lo mejor de la cosecha de la localidad.

Lugar: Canal de Damnoen Saduak, Ratchaburi, Tailandia.

Horario: Lunes a domingo de 6 a.m. a 12 p.m.

 (Foto: Flickr Creative Commons / Dennis Harvis)

Hells Kitchen. New York.

La cachina neoyorquina en su máximo esplendor: no hay mejor forma para definir el mercado de pulgas de Hell’s Kitchen, barrio en el que la gastronomía, las opciones de diversión y la cultura lo hacen ya merecedor de una visita por su cuenta. En su feria, también conocida como la Annex Antiques Fair, se puede encontrar todo tipo de rarezas y antigüedades: gramófonos, cajas antiquísimas de gaseosas, vinilos (cómo no), ropa usada, objetos de época, joyas, en fin, todo lo que pueda salir a la luz en un anticuario de aquellos. Eso sí, los precios no son los más baratos. Ya saben que lo que tienen es oro ante los ojos de muchos. Se encuentra en 39th Street, entre la 9th y 10th Avenue. La feria no será muy grande pero es de sorpresas inacabables.

Dirección: 39th Street, entre la 9th y 10th Avenue, Nueva York, Estados Unidos.

Horarios: Sábados y domingos de 9 a.m. a 5 p.m.

Web: annexmarkets.com/hells-kitchen-flea-market

 (Foto: Facebook Hells Kitchen)

Mercado de Pulgas. París.

El clásico de clásicos, por el que cualquier otro mercado de antigüedades recibe el mismo nombre. Ubicado en el barrio de Saint-Ouen, tiene cerca de 2.500 puestos separados en catorce pequeños mercados temáticos. Aquí hay absolutamente de todo: instrumentos musicales, joyas, pintura, libros, discos, uniformes de regimiento, porcelana antigua, en fin, toda rareza que venga a la mente. La clave es regatear. El mercado, que existe desde finales del siglo XIX, abre sábado, domingo y lunes. Qué comprar: el mejor consejo aquí será contener la emoción.

Dirección: Entrada del Porte de Clignancourt, 93400 Saint-Ouen, París, Francia.

Horarios: Sábado de 9 a.m. a 6 p.m., domingo de 10 a.m. a 6 p.m., lunes de 10 a.m. a 5 p.m.

Web: marcheauxpuces-saintouen.com/1.aspx

 (Foto: Facebook MAP)

Mercado Municipal. Sao Paulo.

El Mercado Municipal de Sao Paulo –que vendría a hacer como nuestro Mercado Central– es una visita para quien se precie de conocer Sao Paulo en su día a día. Con más de treinta vitrales de estampas campestres restaurados, esta catedral del sabor tiene su propia plaza de comidas para probar alimentos preparados directamente del surtido de las tiendas. No es solo cuestión de turistas: la sazón del mercado es altamente apreciada por los locales. Qué comprar: quesos y frutas tropicales, todas las que no haya por aquí. Qué probar: sánguches de mortadela con tomate seco, pastel de bacalao.

Dirección: Rua da Cantareira 306, cerca del parque Dom Pedro, Sao Paulo, Brasil.

Horarios: Lunes a sábado de 6 a.m. a 6 p.m. Domingos y feriados de 6 a.m. a 4 p.m.

 (Foto: Flickr Creative Commons / Wally Gobetz)

 

 


Tags relacionados

Mercado de pulgas

viajes

comprar