De viaje por la legendaria China: lo que debes saber si la visitas por primera vez

Ocho temas claves para el turista peruano que nunca ha ido a Beijing, no habla mandarín, dispone de un presupuesto medio y quiere librarse de los programas en grupo

De viaje por la legendaria China: lo que debes saber si la visitas por primera vez

PATRICIA CASTRO OBANDO

DIME CUÁNDO
Le diré cuándo no venir, a menos que le guste el frío extremo bajo cero de enero y febrero o el calor sofocante y superior a los 30 grados de julio. Tampoco es recomendable la semana del Año Nuevo Chino (el próximo año arrancará el 10 de febrero), la semana del 1 de mayo (Día del Trabajo) o la semana del primero de octubre (fiesta nacional) salvo que sea adicto a las procesiones. Todas estas fechas son feriados en China y la mayoría aprovecha para viajar o visitar sus pueblos natales. Los meses más propicios son agosto y abril.

DIME CUÁNTO
Dependerá de la ruta y su capacidad para encontrar boletos baratos en Internet. Como yo no tengo ese don, en promedio consigo pasajes que bordean los US$3.000 dólares con un margen de error de US$500 dólares para arriba o para abajo, según la temporada. La estancia mínima en la capital china debe ser de cinco días, aunque lo ideal es una semana (debido al cambio de horario de 13 horas). Se recomienda elegir un hotel dentro del tercer anillo de Beijing y cerca de una estación de metro. Los precios varían de US$50 (hostales) a $100 dólares la noche (tres a cuatro estrellas) si realiza la reserva por Internet.

CÓMO PAGO
La moneda oficial china es el yuan, oficialmente conocida como renminbí, aunque todos la llaman ‘kuai’. El cambio aproximado es 6,3 kuais por dólar. Las tarjetas de crédito son bienvenidas en el circuito hotelero y gran parte de los establecimientos comerciales. Pero necesitará efectivo en yuanes para gastos menores y transporte local. Puede cambiar dólares y euros en cualquier banco, incluso los domingos, llevando siempre su pasaporte.

NO ENTIENDO
La muralla más grande en China es el idioma. Si bien cada vez más jóvenes hablan inglés y los Juegos Olímpicos intentaron transformar Beijing en una capital internacional, necesitará algo de ingenio para no perderse entre los caracteres chinos. Lo recomendable es cargar con un mapa en inglés y chino, que puede descargar de Internet, pedir que un buen samaritano le escriba las direcciones en caracteres chinos o tener a la mano frases claves y de primeros auxilios. Pero no intente repetirlas sino más bien, muestre el papelito. Nunca pierda la tarjeta del hotel, el taxista solo reconoce los nombres escritos en chino. Asegúrese de que use el taxímetro.

QUÉ COMER Y QUÉ BEBER
No pretenda encontrar un chifa en China que eso afortunadamente es un invento peruano. Beijing es una capital tan surtida en el tema gastronómico que puede degustar la mejor comida de todas partes del mundo (incluyendo la peruana). De la cocina tradicional china de esta zona, no deje de probar el pato pequinés, la olla mongola y una gran variedad de tes chinos o cervezas locales. Si es muy valiente y tiene un buen hígado, arriésguese por el ‘moutai’, el licor nacional.

DÓNDE IR
Aunque su estadía sea corta, visite la Ciudad Prohibida, la Plaza Tiananmen, el Palacio de Verano y el Templo del Cielo. Tampoco se pierda las atracciones olímpicas como el Estadio Nacional (Nido de Pájaro), el Gran Teatro Nacional (El Huevo) y el nuevo edificio de la televisión china (El Pantalón). Nunca se vaya sin escalar al menos un tramo de la Gran Muralla, (Badaling es lo más recomendado) que está a un par de horas del centro y una visita a las tumbas Ming.

DÓNDE COMPRAR
China es el paraíso de las compras donde el precio depende de la calidad del producto y de la cara del cliente. Deberá regatear y ceñirse a la “regla del tercio”: el precio ofrecido suele ser tres veces mayor al valor real del artículo. Divida entre tres y a partir de ese punto empieza la negociación. Cuando el trato se cierra no hay marcha atrás. El mejor lugar es el Mercado de la Seda un complejo con miles de productos.

DÓNDE COMPRAR MÁS
La auténtica seda china se encuentra en el almacén Ruifuxiang en la tradicional calle peatonal Wangfujin. El mercado de Hongqiao se especializa en perlas y el mercado de Panjiayuan, en antigüedades chinas. Los aparatos electrónicos se adquieren en la zona de Zhongguancun, al norte de la ciudad. Todos estos lugares admiten la negociación. Si prefiere productos con precios marcados es mejor acudir a un gigantesco supermercado chino que alberga una infinidad de artículos de todo tipo.

Y por último, comparto con usted un mantra que me acompaña desde la primera vez que aterricé en este inmenso lugar: China es un planeta. Así que ya lo sabe: abra su mente y practique mucho la tolerancia.

Recuerde siempre que lo diferente no es bueno ni malo, tan solo distinto.

Juzgue menos y observe con mucho detenimiento, solo así descubrirá y admirará la milenaria sabiduría de China, la cual está codificada hace más de cinco mil años.


Tags relacionados

China

Turismo en China