Curiosidades de colección: algunos de los museos más extraños que hay

Están dedicados a las falsificaciones, a las medias y a los cerebros, entre otras extrañas propuestas. ¿Tú conoces algún museo raro?

No tienen grandes obras de arte, tampoco piezas de gran valor histórico, pero han sabido despertar la curiosidad de los turistas por las extrañas colecciones que albergan. Estos son algunos de los museos más extraños del mundo.

MUSEO DE LAS FALSIFICACIONES (PARÍS)
Ofrece más de 300 imitaciones de diversos objetos y los compara con los originales. Entre sus piezas –muchas de ellas de gran parecido con las verdaderas- podemos encontrar ropa, joyas, juguetes y falsas estatuillas de Rodin. A manera de servicio público, en este museo ofrecen también un acelerado curso con claves para no dejarnos sorprender con imitaciones. Hay que señalar que en el mundo hay otros museos dedicados a las falsificaciones.

MUSEO NAIGAI (TOKIO)
Es más conocido como el museo del calcetín y se ufana de tener la colección más grande de medias que hay en el mundo: 20.000 pares Entre sus ‘joyas’ están la media más larga del mundo (32 centímetros), el par que usó el Primer Ministro Yoshida Shigaru en su primera visita oficial a EE.UU. en 1950, así como prendas que pertenecieron a diversos personajes famosos. ¿Te animarías a ir?

MUSEO DE LA SALCHICHA CURRYWURST (BERLÍN)
El país famoso –entre otras cosas- por sus deliciosos embutidos le rinde tributo a uno de sus productos más famosos: la salchicha currywurst. En este lugar se explica el proceso de producción de la salchicha, se proyectan documentales y se da la posibilidad de que el visitante prepare su propio hot dog.

MUSEO NACIONAL DE LA PASTA (ROMA)
La cuna de la pasta no podía dejar de tener un museo dedicado a su producto emblema. Aquí se puede apreciar todo su proceso de elaboración, tanto en su modo tradicional como en el moderno, así como recetas y fotos. La historia de la pasta a lo largo de ocho siglos se resume en once salas.

MUSEO DEL PENE (HÚSAVIK, ISLANDIA)
Este curioso museo fue fundado en 1974 y alberga una colección de casi 250 penes de diversas especies de animales, sobre todo mamíferos. Según indicó la página web ‘Cosas de viajes’, en su colección hay desde un micropene de 2milímetros perteneciente a un hámster, hasta uno de 1,70 metros.

MUSEO DE LA TORTURA (ÁMSTERDAM)
Este museo permite la posibilidad de hacer un espeluznante recorrido histórico por los instrumentos que se usaron para torturar a los presos en la época medieval. Imposible no sentir dolor al solo imaginar cómo se impartía la justicia cientos de años atrás. En el mundo hay muchos otros museos que muestran los instrumentos de tortura del medioevo.

MUSEO DEL CEREBRO (LIMA)
Por supuesto, el Perú no podía quedar fuera de este circuito alternativo. En Barrios Altos está el Museo del cerebro, el mismo que exhibe más de 300 cerebros humanos con daños causados por adicciones y enfermedades.


Tags relacionados

Museos

Turistas

Los +