Diez joyas en la Tierra que debemos proteger para que no desaparezcan

Budget Travel preparó relación de sitios históricos y naturales que corren riesgo de sufrir serios daños si no los cuidamos. Conoce cuáles son

Diez joyas en la Tierra que debemos proteger para que no desaparezcan

Tienen dos características en común: son capaces de deslumbrar a los visitantes con su impresionante belleza y corren peligro de desaparecer del planeta si es que no las cuidamos. A propósito del Día de la Tierra que se celebrará el 22 de abril, la revista Budget Travel preparó una relación de diez joyas que futuras generaciones podrían no conocer ni disfrutar si es que no se toman medidas urgentes para protegerlas.

En la nota titulada “Los diez lugares más preciosos de la Tierra – y cómo salvarlos”- se explica que la ciudadela inca de Machu Picchu, una de las siete nuevas maravillas del mundo, es un lugar en permanente riesgo si es que no se controla el turismo y si no hay un trabajo adecuado para frenar la erosión.

Por otro lado, se menciona a la Amazonía, el pulmón del mundo y una de las zonas más biodiversas del planeta, que actualmente es víctima de la deforestación, la minería ilegal, la caza ilegal y el cambio climático.

Además, en la lista figura el Parque Nacional de Virunga en el Congo, un paraíso natural donde viven diversas especies de flora y fauna (entre ellos los hipopótamos y un tercio de la población de gorilas de montaña en el planeta) que actualmente es amenazado por los cazadores furtivos y que además se encuentra en una zona de conflictos armados.

En el texto se explica también que para el año 2100 la Antártida se vería gravemente afectada por el calentamiento global, y que Venecia, la romántica ciudad italiana que se eleva sobre el agua, “pronto podría quedar debajo de ella” a causa del aumento del nivel de las aguas en el mar Adriático.

Otros lugares amenazados son el Himalaya y los viñedos de Bordeaux (Francia); La Rioja (España) o Napa Valley (Estados Unidos), que debido a las olas de calor o las heladas dejaría “de producir uvas de calidad a fin del siglo”; los hábitats africanos del león; los Alpes y la Gran Barrera de Coral en Australia.