Turismo de aventura: lugares famosos para hacer ‘bungee jumping’

Saltar al vacío sujetado solo de una cuerda no es algo que todos harían. Estos son los puntos más destacados para los amantes de la adrenalina

Dar un gran salto al vacío sujetado solo con una cuerda no es algo que cualquiera se anime a hacer. Necesitas mucha valentía, nervios de acero y ser amante de la adrenalina. El ‘Huffington post preparó una lista con algunos de los mejores lugares del mundo para practicar ‘bungee jumping’, no solo por la distancia de la caída, sino por el entorno natural, porque están cerca de grandes ciudades o porque se volvieron famosos porque sirvieron para grabar escenas de películas o reportajes.

El primero de ellos es el conocido Goldeneye Bungee, inmortalizado por el actor Pierce Brosnan en una de las películas de James Bond. Se realiza en el muro de la presa Verzasca, en Suiza y tiene una caída libre de 220 metros. También en Suiza, y muy cerca de Verzasca, desde el puente para trenes llamado Centovalli, se puede hacer uno de los saltos más grandes del mundo.

En China, uno de los saltos más famosos es el que se hace en Longqing Gorge, un bello entorno natural situado a 90 kilómetros al noroeste de Beijing. La distancia de la caída es de 50 metros, pero lo que la convierte en especial es el paisaje de montañas y el río Lijiang. Sin embargo, la joya china del ‘bungee jumping’ es la torre Macau. Sus 233 metros de caída hacen que este sea uno de los saltos más espectaculares del mundo.

Por otro lado, en Nepal, a tres horas de Katmandú, se puede hacer un salto desde un rústico puente que se levanta a más de 200 metros del río Koshi Bhote.

En África está el ‘bungee jumping’ que se hace desde el puente de las cataratas Victoria, en Zambia. El salto sobre el río Zambeze es de 152 metros y el entorno, sobra decirlo, es hipnótico debido a que sentirás las cataratas desde muy cerca.

En la isla de Pentecostés, en Vanuatu, se lleva a cabo uno de los saltos más peligrosos del planeta. Los habitantes locales, cumpliendo un rito ancestral, se lanzan desde una débil torre armada rústicamente con cañas. Sobra decir que cada lanzamiento es también es un desafío a la muerte. Este ritual ha sido motivo de diversos reportajes periodísticos.

La lista no podía dejar de incluir un lugar en el continente americano. En Canadá, a unos 20 minutos del centro de Ottawa, está “The Rock”, hogar del denominado Great Canadian Bungee Jumping, un salto de más de 60 metros. Para los que no se animan a lanzarse hay otras opciones de diversión como lugares para hacer picnic o parrilladas, así como una net de vóley.

Finalmente está el puente Kawarau, en Nueva Zelanda, un lugar ideal para los novatos en este tipo de afición. Si bien la caída no tiene una gran distancia, el hermoso entorno natural, cerca de las orillas del lago Wakatipu y de las montañas del sur, lo hacen realmente imperdible.

¿Alguna vez has hecho ‘bungee jumping’?