elcomercio.pe

Vamos

Bambamarca: Déjate sorprender por esta joyita cajamarquina

5 de 7

En nuestro camino, los dioses no parecían acompañarnos: ascendíamos entre la niebla y una ligera llovizna caía inefable y helada. De pronto, surgió un peñasco silencioso que parecía desprendido del cielo. Allí estaban, como llagas en los escarpados barrancos, las ventanillas –más espaciosas, para grupos familiares–, y las hornacinas, tumbas individuales que horadaban el cerro. (Foto: Flor Ruiz)

Por Alvaro Rocha

Las ventanillas de Bambamarca (Cajamarca) no tienen rival. Las de Otuzco y Combayo distan mucho del espectáculo visual que exhiben las de Bambamarca, pues estas se distribuyen en la parte superior de una decena de montañas y contienen nada menos que 10 mil hornacinas. Una campiña de fantasía completa la postal.

Sin duda, solo hace falta audacia para apuntalar este recurso turístico como un destino de aventura que entrelaza, como pocos en el Perú, la historia, el paisaje y la cultura.

 

 


Tags relacionados

Bambamarca

Cajamarca