Chanchamayo: turismo y deporte extremo en un viaje imperdible a la selva central

En el último post de nuestro blog Pura Aventura, la crónica de un viaje a la selva central para practicar disciplinas como bicicleta de montaña, parapente, rapel y trekking, entre otros

Chanchamayo: turismo y deporte extremo en un viaje imperdible a la selva central

En su periódica búsqueda de adrenalina y de escenarios para practicar deportes extremos, el autor de nuestro blog Pura Aventura nos presenta en su último post la crónica de su viaje a Chanchamayo para practicar rapel, trekking, parapente, bicicleta de montaña, windsurf y stand up paddle en medio de imponentes escenarios naturales.

“En esta oportunidad nos fuimos al valle de Chanchamayo (a solo seis horas de Lima), uno de los lugares más bellos de todo el Perú, también conocido como la puerta de ingreso a la Amazonía. Viajamos hacia la selva central con más de 30 personas entre deportistas y amigos que querían ser parte de esta travesía”, cuenta Carlos Muñiz, y añade que su primera parada fue en la sierra limeña, específicamente en la represa de Yuracmayo, para hacer windsurf.

“Después de jugar en las alturas de los Andes, bajamos a la selva central, lugar donde practicaríamos nuestros deportes”, explica nuestro blogger. La adrenalina comenzó con el stand up paddle en la laguna El Oconal (Villa Rica), y continuó ya en el valle de Chanchamayo.

“Nos fuimos en plena lluvia a la catarata Velo de la Novia, ubicada a 30 km de la villa Perené. Esta es una caída de agua proveniente del rio Bayoz y tiene aproximadamente 120 metros de altura. Aquí practicamos el rapel y escalada con los experimentados escaladores Manolo Urquizo y Valerie Villarán, quienes nos hicieron una clase magistral de lo que es la escalada extrema en cataratas”, relata Muñiz, y posteriormente pasa a explicar las otras actividades llenas de emoción que hubo en esta imperdible aventura.

Lee la crónica completa en nuestro blog Pura Aventura