Ocho cosas que aprendemos en los viajes en familia

Un viaje en familia suele ser una experiencia placentera e inolvidable. Aquí resumimos por qué son tan geniales

Ocho cosas que aprendemos en los viajes en familia

Ese viaje en familia ayuda es de gran ayuda para fortalecer la relación.(Foto:Shutterstock)

 

Todo viaje siempre trae consigo experiencias enriquecedoras y muchas sorpresas, sobre todo cuando decides tomar  unas vacaciones en familia.

Aquí te compartimos algunas lecciones que aprendemos de ese viaje junto a nuestros padres, abuelos y hermanos.

1. Une a la familia. No todos los días se puede disfrutar de tiempo en familia y qué mejor que hacerlo en un bello lugar dentro del país o en el extranjero.

2. Aprendes a ceder.  Probablemente no todos los integrantes de la familia quieran visitar los mismos lugares o realizar ciertas  actividades. Para esto se debe llegar a un consenso y elegir el plan que más atraiga a la familia, incluso si no estabas de acuerdo al inicio.

(Foto:Shutterstock)
 

3. Se ahorra más. Al ser un grupo numeroso  pueden contar con descuentos especiales en los tours turísticos u otras actividades. Al viajar con mucha gente uno también puede ahorrar en comidas o alojamiento.

4. Nos conocemos en una nueva faceta. ¿Te imaginaste a tus papás realizando rafting, trekking o kayak? En ese viaje la adrenalina y aventura ingresa al cuerpo de toda la familia y muchos se animan a realizar deportes que nunca se hubieran atrevido en su vida, a jueguear como no lo hacían hace años y a disfrutar como si fueran niños. 

 (Foto:Shutterstock)
 

5. La energía nunca se acaba. Caminatas, paseos, bailes y comidas. A pesar de las miles de actividades siempre hay cuerpo para conocer más y más de ese destino. Y ninguno de la familia se quiere quedar aburrido en el hotel.

6. Ahora los niñeros son los hijos. Aunque de pequeños pudimos poner en aprietos a nuestros padres en ese viaj, hoy mucho más grandes, somos nosotros quienes le brindamos a ellos nuestra ayuda y toda atención, la idea es que todos se diviertan por igual sin preocupaciones, aunque el que mamá o papá sean quienes pagan el viaje tampoco viene mal. 

 (Foto:Shutterstock)
 

7. El  clásico ‘selfie’ familar.  Atrás quedaron las frases “No me tomes fotos” o “yo no quiero salir”, los paisajes y colores de ese destino son la mejor opción para retratar los mejores momentos en familia y nadie quiere quedarse fuera.

8. Planean el próximo destino. Aún no culmina el viaje, pero ya eligieron su próxima aventura en familia. 

 

 

 


Tags relacionados

viaje