Recorre esta imperdible ruta por los mejores huariques de Cusco

En cada esquina de la capital cusqueña hay un sabor escondido. La idea es descubrirlo con paciencia para que tu paladar goce

Recorre esta imperdible ruta por los mejores huariques de Cusco

Un restaurante recomendable en esta ruta gastronómica es el Pachapapa, situado en plena plaza de San Blas, donde sirven deliciosas recetas con papas nativas y otros insumos oriundos. (Foto: Ernesto Arias)

Recorre esta imperdible ruta por los mejores huariques de Cusco

Después de tanta comida, solo queda el reposo y para gozarlo plenamente, date una vuelta por el Museo del Pisco. (Foto: Museo del Pisco)

Recorre esta imperdible ruta por los mejores huariques de Cusco

Despierta temprano y de buen humor con el olor del delicioso pan de la Cicciolina. (Foto: Fernando Fujimoto)

Recorre esta imperdible ruta por los mejores huariques de Cusco

El maíz blanco gigante que se produce en el Valle Sagrado de los Incas es uno de los diversos tipos que crecen en la zona. (Foto: Richard Hirano)

Escribe Paola Miglio

Vamos a ser directos porque en Cusco hay harto para comer. Sus habitantes aún guardan con recelo sus recetas caseras y solo algunos antiguos comedores sirven los guisos de toda la vida. Los que aún existen, hay que aprovecharlos y conocerlos. Luego se puede descubrir la evolución: y es que como una región rica en biodiversidad, Cusco ha sabido incorporar los insumos locales en sabrosas preparaciones.

TRADICIÓN Y CASA 

En el mercado de una ciudad se encuentra lo más auténtico. El de San Pedro (Calle Cascaparo s/n, frente de la estación de tren San Pedro), brinda un abanico de posibilidades: su patio de comida propone chicharrones, truchas y sopas intensas. En sus entradas y salidas se acomodan las vianderas con frutillada (chicha con fresas silvestres), choclos y quesos (cuando es temporada), guiso de tarwi en olla y humitas bien temprano en la mañana. Sus pasadizos están organizados por tema: el de panes y wawas, el de frutas o el de quesos de toda la región. Es para pasarse varias horas explorando. Cuando termine, a pocas cuadras, está La Continental, tradicional fábrica de chocolate que trabaja con cacao de La Convención. El aroma lo guiará. Se siente desde una cuadra antes. Toque la puerta y hágase de varias tabletas.

Para el almuerzo, una picantería de las que quedan pocas: La Chomba (Av. Tullumayo 339). Hay pocos turistas y muchos locales. Los platos son grandes y se puede compartir. Nuestros preferidos son el costillar, el cordero y el locro de pecho. Pero también hay cuy y hasta interiores (achuras) apanados para los más osados. Para terminar la tarde y hacer la digestión, un café en el más conocido, El Ayllu. Sirven el grano cusqueño, ponche y chocolate caliente, además hay buenos desayunos con chicharrón y tamales, pero eso lo puede guardar para el día siguiente.

CUSCO DE HOY

Las nuevas propuestas de cocina en Cusco utilizan insumos locales y técnicas vanguardistas. Hay para todos los presupuestos. Nos quedamos con tres: La Cicciolina para tomar desayuno: sus panes son deliciosos, crocantes y las porciones generosas; Calle del Medio (Calle del Medio 113, Cusco) para el almuerzo, donde además le preparan cócteles personalizados y puede pasar la tarde remoloneando en la terraza con vista a la plaza; o Alma, Cocina Viva, del Casa Andina Private Collection, cocina más medida en sabores, pero con un uso interesante de productos locales. Para la noche, Senzo, ubicado en el exclusivo hotel Palacio Nazarenas. Es la propuesta del chef Virgilio Martínez y hay platos a la carta y menú degustación.

LOS ANTOJOS

En cada esquina de la ciudad se guarda un antojo. Están los mejores helados que probamos en El Hada que también sirve café, chocolate caliente y postres caseros. También los tamalitos cusqueños de Tamales Josefina (Portal de Belén); las pizzas hechas en horno de barro con queso andino y las potentes cremas de verduras que se sirven en varios locales de la calle Procuradores (Chezz Maggy es uno de los más antiguos y populares). Para pasar una tarde haciendo nada, lo mejor es Los Perros (Calle Tecsecocha), lugar de ‘chilling’ y sillones cómodos, donde también hay comida, bebida y tés helados. Algunos platos apuestan por el toque oriental, otros simplemente ceden ante lo gringo con brutales hamburguesas de 400 gramos de carne. Como para compartir.

GUIA DEL VIAJERO

Vía aérea: Lan, Avianca, Star Perú y Peruvian Airlines vuelan desde Lima al Cusco. Desde: US$130

Vía terrestre: Cruz del Sur, Oltursa, Excluciva, Ormeño y Tepsa llegan a Cusco en 21 horas en promedio.  Desde: S/.80

Restaurantes:

- Mercado de San Pedro. Calle Cascaparo s/n, frente de la estación de tren San Pedro.

- La Continental. Av. Apurímac 436. Barras de chocolate desde S/. 10.

Tamales JosefinaEn el portal de Belén.

La Chomba. Av. Tullumayo 339. Precio promedio S/. 40.

Café Ayllu. Calle de Almagro 133 y Calle Marques 263. Precio promedio S/. 25.

- La Cicciolina. Precio promedio S/. 30.

- Calle del Medio. Calle del Medio 113, Cusco. Precio promedio S/. 80.

- Alma, Cocina Viva, del Casa Andina Private Collection. Precio promedio S/.120.

Senzo. en el hotel Palacio Nazarenas. Precio promedio S/. 150. 

- El Hada. Calle Arequipa 167. Precio promedio S/. 20.

Los Perros. Calle Tecsecocha. Precio promedio S/. 40.

- Restaurante Pachapapa, en la tradicional plaza de San Blas. www.cuscorestaurants.com