El Tambo, el barrio de los maestros artesanos de la guitarra

En el distrito de Namora, en Cajamarca, expertas manos se encargan de fabricar estos instrumentos. Su elaboración toma hasta cuatro meses

El Tambo, el barrio de los maestros artesanos de la guitarra

IÑIGO MANEIRO

Estoy en el barrio El Tambo, de Namora. Un minúsculo barrio comparado con el gigantesco colegio que se encuentra en él. Me pregunto si hay alumnos suficientes, en este pequeño pueblo rodeado de ex haciendas ganaderas y ubicado a unos 35 kilómetros del centro de Cajamarca, para llenar sus instalaciones. Alrededor una cuantas casas muestran sus letreros de “se venden guitarras”. Un poco más allá, camino a la hermosa laguna de San Nicolás, la comunidad de Shilacat también es otro centro de artesanos guitarreros.

Antes de llegar a donde estos maestros, he pasado por la laguna Sulluscocha, uno de los lugares donde los ceramistas cajamarquinos extraen la arcilla, por las pinturas rupestres de Callacpuma y por el bello pueblo de Llacanora. Al llegar a Namora pregunto por los artesanos. La primera información que me dan es que vaya a visitar al ‘Cabezón’, que resultó ser Hermógenes Romero. Su hijo estaba en un pequeño taller terminando una guitarra construida con pino báltico, mientras su madre desgranaba las semillas de la piña. A 120 soles el kilo me dijo que las vende, después se sembrarán y crecerán, regando de verde oscuro los valles y cerros de esta provincia.

Sigue leyendo esta historia en nuestro blog Zona de embarque.


Tags relacionados

Cajamarca

Turismo interno