Aprende a ser un buen vecino y educa a tu mascota

Cuidar  y proteger a tu mascota no significa que seas desconsiderado con quienes te rodean

Aprende a ser un buen vecino y educa a tu mascota

(Foto: Shutterstock)

Lucero Yrigoyen M. Q.

¿Eres responsable con tu mascota? Seguro contestarás que sí, porque la alimentas, bañas, vacunas y desparasitas. Ser un buen propietario es más que eso. Es saber ponerle límites y no perjudicar a quienes nos rodean.

El amor, explica el veterinario Juan Diego Asencios, no solo es consentir, también es hacer respetar reglas. Según su experiencia, muchos dueños confunden el buen trato a sus mascotas con los excesos, por ejemplo, darles demasiada atención, lo que desencadena perros inseguros o agresivos con otras personas o animales. Los extremos siempre son negativos y si no disciplinas a tu engreído, producirán efectos perjudiciales que serán difíciles de revertir.

Un buen propietario, además, debe tener a su perro identificado, pues en caso de pérdida puede que asegures su sano regreso a casa. Puedes optar por una plaquita con tu teléfono o un microchip subcutáneo que al ser escaneado revelará tu información y de la mascota.

CONVIVENCIA

Si vives en un edificio, debes conocer y respetar las normas, advierte la abogada Heydi Candela Feijóo. Estas están establecidas por la junta de propietarios en un reglamento interno y varían según el condominio. Sin embargo, hay algunas que son comunes para todos.

Por ejemplo, que la mascota no cause molestia excesiva con sus ladridos, que no transite sin correa dentro del edificio, que no escape a otros departamentos y, por supuesto, que no haga sus necesidades en áreas comunes. Si el perro es agresivo debe transitar siempre con bozal.

La junta de propietarios tiene el derecho de exigir que se le presente un certificado de vacunación vigente de todos los canes residentes en el edificio y así evitar enfermedades que puedan contagiar a los vecinos.

Fuera de casa, también tienes responsabilidades. La más común y que demuestra el respeto que tienes por el prójimo es recoger los excrementos de tu perro, no olvides sacar bolsas.

Si tu perro agrede y lesiona a una persona o can, estas obligada a hacerte cargo del costo total del tratamiento u hospitalización del afectado. Esta disposición no se aplica si la mascota actúo en defensa propia, de terceros o de la propiedad privada. Si es a la inversa, y tu mascota fue atacada, podrías, además, sancionar al otro propietario con el pago de una indemnización.

Enséñale a tu mascota a quedarse sola en casa, pues te pueden multar si no para de ladrar y algún vecino se queja, ya que se trata de una infracción que atenta contra el orden del vecindario y serás sancionada con el pago del 40% de una UIT, es decir, S/.1,520.

No olvides que si tu mascota daña algo de algún vecino o del condominio, tendrás que arreglarlo. Como verás, un buen dueño tiene responsabilidades, la disciplina y el respeto empiezan siempre por casa.

Pareja estadounidense se casa en el monte Everest

¡ También te gustará !

Pareja estadounidense se casa en el monte Everest

La pareja no tuvo muchos invitados en el Everest, pero se llevó los mejores recuerdos.

El lado más sexista de la publicidad, según especialistas

¡ También te gustará !

El lado más sexista de la publicidad, según especialistas

Tres publicistas peruanos nos cuentan cuáles son los aspectos que convierten a una publicidad sexista

10 famosas que rompieron los moldes y se raparon la cabeza

¡ También te gustará !

10 famosas que rompieron los moldes y se raparon la cabeza

Famosas actrices, modelos y cantantes decidieron, en algún momento, raparse el pelo e ir en contra de los estereotipos.

Verónica Linares: La cultura combi

¡ También te gustará !

Verónica Linares: La cultura combi

¿Qué tanto hemos aprendido de cultura vial y peatonal?, la periodista reponde en la siguiente reflexión

Jessica Butrich:

¡ También te gustará !

Jessica Butrich: "Mi madre me enseñó a luchar por mis sueños"

La diseñadora comparte su experiencia como madre y nos cuenta cómo compagina su maternidad y la pasión por su trabajo.