Siete ocasiones en las que borraste los límites con tu amiga

La confianza que tienes con ella ha terminado por borrar esa vergüenza que sentirías al hacer esto frente a otras personas

Siete ocasiones en las que borraste los límites con tu amiga

(Foto: Getty Images)

Todas tenemos una mejor amiga que es como nuestra hermana y al ser una relación tan fuerte entre ambas, detalles como la vergüenza o el desagrado pasan a segundo plano.

Esos límites normales que tienes con las demás personas, entre ustedes ya no existen pues su nivel de confianza ha llegado al tope. ¿Agregarías alguno a la lista?

1. Aquella vez en la que entraron juntas a orinar

¿Por qué las mujeres vamos juntas al baño? Es uno de esos misterios de la vida que no sabemos responder, así como tampoco podemos explicar las razones por las cuales no tenemos problema de orinar con ellas dentro del cubículo. Lo divertido es que la conversación continúa como si estuviéramos sentadas en la mesa del bar, nada cambia.

2. Esa noche en la que necesitaste alguna cosa “íntima” y te la dio

En este rubro entra de todo: peine, depiladora, toallas higiénicas, sostenes y, en casos extremos, el cepillo de dientes. Ustedes ya son como una sola persona y a ninguna de las dos le molesta prestarle algo como esto a la otra. La única regla es devolverlo limpio cuando termines o reponerle uno nuevo. 

3. La vez que se endeudaron y nunca se pagaron mutuamente

Eso de “tú pon ahora y yo te doy después” no existe entre ustedes pues ambas saben que no va a pasar. Si en un día tienes algún apuro de dinero, no tienes dudas de que ella va a estar ahí para apoyarte. Y si en algún momento si necesita que le devuelvas la plata, no va a estar detrás de ti cobrándote.

4. Ese día en el que se comió tu almuerzo sin remordimientos

Cosa normal: tu amiga llega a tu casa, abre la refrigeradora y saca el primer plato de comida que encuentra. Y si no hay algo preparado, no duda en agarrar algunos ingredientes para prepararse algo. No importa si era la última lata de atún que tenías, igual puedes ir tú a su casa y comer lo que quieras de la alacena cuando quieras.

5. La madrugada que te contó los detalles de su último encuentro sexual

Tú no solo sabes el nombre de la persona con la que se acostó sino dónde la besó, cómo la tocó y, lo más importante, si tuvo un buen desempeño o no. Luego de escuchar esas cosas, nunca volverás a ver de la misma manera a ese hombre.

6. El momento en que verse desnudas ya no es novedad

Cambiarse juntas en el mismo cuarto no es cosa rara entre ustedes. Incluso hablan de lo descontentas que están con algunas partes de su cuerpo y no tienen vergüenza de mostrárselas (siempre que sea posible).

7. Esa ocasión en la que ella tenía que ir al baño y te lo hizo saber

Escucharla decir que quiere orinar o “se hace el dos” ya no es extraño para ti. De hecho, ya sabes darte cuenta cuando se muere de ganas de ir al baño y no lo hace. ¿Asco entre ustedes? Eso es cosa del pasado.

Pareja estadounidense se casa en el monte Everest

¡ También te gustará !

Pareja estadounidense se casa en el monte Everest

La pareja no tuvo muchos invitados en el Everest, pero se llevó los mejores recuerdos.

El lado más sexista de la publicidad, según especialistas

¡ También te gustará !

El lado más sexista de la publicidad, según especialistas

Tres publicistas peruanos nos cuentan cuáles son los aspectos que convierten a una publicidad sexista

10 famosas que rompieron los moldes y se raparon la cabeza

¡ También te gustará !

10 famosas que rompieron los moldes y se raparon la cabeza

Famosas actrices, modelos y cantantes decidieron, en algún momento, raparse el pelo e ir en contra de los estereotipos.

Verónica Linares: La cultura combi

¡ También te gustará !

Verónica Linares: La cultura combi

¿Qué tanto hemos aprendido de cultura vial y peatonal?, la periodista reponde en la siguiente reflexión

Jessica Butrich:

¡ También te gustará !

Jessica Butrich: "Mi madre me enseñó a luchar por mis sueños"

La diseñadora comparte su experiencia como madre y nos cuenta cómo compagina su maternidad y la pasión por su trabajo.