6 señales de que llegó la hora de decir adiós a esa relación

Cuando el amor se acaba, es mejor terminar el romance antes de que se convierta en una situación insostenible

6 señales de que llegó la hora de decir adiós a esa relación

A veces es mejor dejar ir una relación que aferrarse a ella y hacerse daño. (Foto: goingslo / Flickr bajo licencia de Creative Commons)

Los primeros meses de una relación siempre es la más bonita y esa alegría se puede extender durante un largo periodo de tiempo. Pero puede llegar un momento en que el disfrute termina convirtiéndose en rutina y hasta en peso que debes cargar sobre la espalda pues ya no te sientes contenta al lado de esa persona.

Terminar no es fácil aunque es lo más saludable en algunos casos. Estas son seis señales que te indican que ha llegado el momento de dar un paso al costado.

1. Ya no sientes remordimientos de cancelar una cita

Estás en tu cama y el simple hecho de pensar que tienes que cambiarte para verlo te da mucha flojera y, siendo honestas, no tienes muchas ganas de salir. Antes cancelar una cita te hacía sentir la peor persona y te daba demasiada pena decirle que no. Ahora prefieres ver una película en tu casa y disfrutar de la soledad.

2. Si haces planes, sueles olvidarte de su existencia

Unos amigos te invitan a su casa de playa en Semana Santa y tú aceptas encantada pero recién te acuerdas de él cuando ellos te dicen: “Y trae a tu chico también”. Si te pasa que empiezas a hacer planes a futuro y él no aparece en ellos ni de casualidad, es el momento de terminar.

3. Piensas constantemente en qué sería de ti sin el en tu vida… y te sientes feliz

Cuando tu relación está en su mejor momento, no puedes dejar de pensar en él y hasta te imaginas a los dos viejitos rodeados de nietos. Sin embargo si estas en ese momento en el que te sientes que tu romance es más un peso que una alegría, déjalo ir. Serás más feliz así.

4. Ya no lo tomas en cuenta para salir con tus amigos

Llega el fin de semana y te invitan a una discoteca. Antes era impensable salir a bailar sin su compañía, aunque él tenga dos pies izquierdos. Pero ahora sientes que la pasas mejor sola y te diviertes más pues no sientes sus ojos mirándote todo el tiempo.

5. Pueden pasar días sin saber de él y no lo extrañas

En el mejor momento de su relación, era impensable que pase un día sin saber uno del otro: se escribían por WhatsApp a toda hora, se llamaban en las noches y hacían hasta lo imposible por verse aunque sea un ratito. Ahora, la verdad es que si no es él quien te escribe tú no notas su ausencia.

6. Otros hombres están empezando a llamar tu atención

Si ya llegaste a este punto, no hay marcha atrás. Nadie te dice que no puedes ver a un chico churro y pensar en lo guapo que es, pero si esos pensamientos han empezado a transformarse en ganas de buscarlo, hablarle, coquetearle y salir con él, ya es otra historia.

Alimentos afrodisiacos: ¿Verdad o mito?

¡ También te gustará !

Alimentos afrodisiacos: ¿Verdad o mito?

Se dice que los llamados alimentos afrodisiacos tienen la capacidad de estimular el apetito sexual. ¿Será cierto?

Usando Photoshop, esta mujer se inventó por 4 años un novio

¡ También te gustará !

Usando Photoshop, esta mujer se inventó por 4 años un novio

Jill Sharp es denunciada por robo de identidad y acoso. Usó Photoshop para aparentar que estaba en una relación

Cuando ella gana más que él: Estudio comprueba triste verdad

¡ También te gustará !

Cuando ella gana más que él: Estudio comprueba triste verdad

Estudio concluyó que el 32% de hombres estaría dispuesto a pedir el divorcio si percibiera un sueldo menor que su pareja

10 claves de una relación amorosa exitosa y duradera

¡ También te gustará !

10 claves de una relación amorosa exitosa y duradera

Una de las claves para que una relación funcione es mantener el respeto sobre todas las cosas

La razón por la que una pareja discute de más, según estudio

¡ También te gustará !

La razón por la que una pareja discute de más, según estudio

Una investigación de la Universidad de California concluyó que la falta de sueño sería el desencadenante de muchas peleas