¿Eres compatible con tu pareja? La ciencia tiene la respuesta

Sonrisas y múltiples muestras físicas de cariño son algunas de las claves que comparten las parejas estables, según estudios

¿Eres compatible con tu pareja? La ciencia tiene la respuesta

Si sus personalidades son parecidas, compartirán estilos similares y tendrán menos peleas en el futuro.(Foto:Shutterstock)

 
Uruguay, Eme de Mujer, El País/ GDA.
 

Estás casi segura de que has encontrado a la pareja ideal. Ya sabes, te gusta, te escucha, es lindo contigo, te ama, sabes que te será fiel y prácticamente tienen los mismos gustos y planes. Pero… ¿cómo puedes estar completamente segura? Por suerte, la ciencia tiene la respuesta.

1. Ambos son positivos: Estudios demuestran que una actitud positiva y sonrisas genuinas intercambiadas pueden ser la razón detrás de una pareja estable. Las emociones positivas son fundamentales en cualquier relación para contrarrestar las negativas. Además, una actitud así elimina los celos, mejora la confianza, la seguridad y MUCHO más.

2. Se mandan pocos, pero bonitos mensajes: Entre emoticones y gifs, nuestras emociones son bastante claras sin tener que escribirlas. Y la interacción a través de mensajes puede ser problemática, especialmente si uno es más expresivo que el otro. En cambio, si dejan los mensajes a un mínimo, pero los hacen significativos, ambos podrán disfrutarlos perfectamente.

3. Se acurrucan: La mayoría amamos la sensación de cercanía física con nuestra pareja, pero ésta es una respuesta natural y biológica. Aún así, cuando hay intimidad física consistente en una relación, hay mayores probabilidades de tener niveles altos de felicidad. Y este contacto físico puede ser desde tomarse de la mano y acurrucarse, hasta las actividades sexuales en la cama.

4. Se pelean antes de guardarse sus sentimientos: Podría ser que no explotes en el  momento, pero tú y pareja prefieren pelearse que guardarse sus sentimientos. Y, aunque parezca que las peleas entre pareja son malas, en realidad son la solución para resolver los problemas. Claro, no deberían ser constantes ni agresivas, pero sorprendentemente son un buen desahogo para la relación.

5. Tienen sexo de manera regular: Si la fase de la luna de miel ha terminado, seguramente ya tienen relaciones sexuales de manera regular. No todos los días ni cinco veces a la semana, pero por lo menos una vez cada 15 días… ¡o más! Aunque la intimidad no sea el único requerimiento para una buena relación de pareja, sí es importante para fortalecer su vínculo y tener intimidad.

6. Son similares: Dicen que los polos opuestos se atraen, pero en relaciones estables esto no funciona de la mejora manera. De hecho, si tienes muchos gustos en común con tu pareja, es más probable que tengan una relación estable y duradera. Y si sus personalidades son parecidas, compartirán estilos similares y tendrán menos peleas en el futuro.

 

 

 

 

Alimentos afrodisiacos: ¿Verdad o mito?

¡ También te gustará !

Alimentos afrodisiacos: ¿Verdad o mito?

Se dice que los llamados alimentos afrodisiacos tienen la capacidad de estimular el apetito sexual. ¿Será cierto?

Usando Photoshop, esta mujer se inventó por 4 años un novio

¡ También te gustará !

Usando Photoshop, esta mujer se inventó por 4 años un novio

Jill Sharp es denunciada por robo de identidad y acoso. Usó Photoshop para aparentar que estaba en una relación

Cuando ella gana más que él: Estudio comprueba triste verdad

¡ También te gustará !

Cuando ella gana más que él: Estudio comprueba triste verdad

Estudio concluyó que el 32% de hombres estaría dispuesto a pedir el divorcio si percibiera un sueldo menor que su pareja

10 claves de una relación amorosa exitosa y duradera

¡ También te gustará !

10 claves de una relación amorosa exitosa y duradera

Una de las claves para que una relación funcione es mantener el respeto sobre todas las cosas

La razón por la que una pareja discute de más, según estudio

¡ También te gustará !

La razón por la que una pareja discute de más, según estudio

Una investigación de la Universidad de California concluyó que la falta de sueño sería el desencadenante de muchas peleas