Clase rápida para entender mejor a tu perro

Experta en comportamiento canino aclara las clásicas, y comúnmente erradas, percepciones sobre los perros y sus humanos

Clase rápida para entender mejor a tu perro

Si tu perro se porta mal y no estuviste para verlo, es mejor pensar dos veces antes de castigarlo o corregirlo.

 

Existe toda una serie de creencias alrededor del comportamiento y la personalidad de los perros, así como también en la forma cómo nos relacionamos con ellos. Para sorpresa de algunos y extrañeza de otros, muchas de estas creencias son parcial o totalmente falsas, tal como lo explica a continuación la experta en comportamiento canino María José Rivera.

En la siguiente relación de mitos y realidades ella ofrece información y herramientas que te ayudarán a entender mejor a tu mascota y afinar tu relación con ésta.

¿Qué has hecho, perro malcriado? ¡Ahora vas a ver!

Corregir a tu perro después de haber hecho algo incorrecto solo funciona si lo haces de manera casi inmediata. Si lo agarras dentro de los primeros 2 segundos, bien, él perro entenderá por qué lo estás corrigiendo pues podrá asociar el hecho con tu reacción, pero si lo haces después, ya no tiene sentido que lo corrijas. El perro no tiene capacidad para razonar y por ende no entiende como lo hacemos los seres humanos.

Llegué a casa y se escondió, sabía que había hecho algo mal

Ahí son varias cosas: la energía de la persona cambia y el perro aprende que esa energía asusta, si eso pasa puedes destruir la relación con tu perro. No es necesario que le comuniques tus emociones a tu perro para que éste sepa cómo te sientes respecto a su comportamiento. Puede ser que haya reaccionado a tu reacción porque tal vez ya sucedió antes y es capaz de asociarlo.

Hay gente que usa el periódico para castigarlos, pero así solo generan miedo. El perro siente ‘me da miedo lo que haces y me asusta’. Al perro hay que enseñarle con estímulo positivo, hay que dedicarle tiempo y paciencia. El perro, por ejemplo, no tiene ni idea de que tú esperas que orine en el pañal, hay que premiarlos en el momento en el que lo hace, así es como aprende.

Mi perro es un celoso

Los perros no son seres emocionales, lo que sucede con ellos es que son territoriales. Cuando gruñen o atacan es porque te están asumiendo como su propiedad. Hay que enseñarles que ellos no tienen derecho alguno sobre ti.

Mi perro se pone feliz cuando llego a casa

¿Cómo se ve la felicidad? ¿Saltando o tranquilo? Si es un loco que salta, chilla y le das cariño, lo único que estás haciendo es reforzar ese estado de ánimo.  Si le das la espalda, eventualmente entenderá que sus saltos y/o ladridos ya no llaman tu atención y dejará de hacerlo. 

Mientras más bebito, mejor se acostumbra a mi

Esto es un mito. El perro necesita estar con su mama mínimo sus primeros 60 días de vida. Si cortas ese proceso, tendrá problemas para socializar.

Castrar a mi perro lo entristece

Esto es falso. Lo que hace la castración de perros machos es eliminar la frustración que le genera el no tener sexo. Lo ideal es que se cruce cada 6 meses para mitigar esa frustración sexual. Si eso sucediera, sufriríamos de una sobrepoblación de perros peor que la que ya tenemos. El negarse a la castración es un tema de machismo muy presente en el Perú. Lamentablemente, el propietario no está pensando en su perro si no en si mismo.

Hay razas más agresivas que otras

Esto también es un mito. La genética no determina eso. Hay Pitbulls tranquilos y Pitbulls agresivos, así como también hay Chihuahuas tranquilos y Chihuahuas agresivos. Hay muchos factores que influyen en el carácter del perro, como la crianza, por ejemplo. Lo que sí es cierto es que en caso el perro sea agresivo, ahí si la raza importa pues un Pitbulls agresivo es más peligroso que un chihuahua agresivo. Una solución es evitar darle mucho poder al animal porque de lo contrario será muy difícil manejarlo. Finalmente perro es perro.

Mi perro tiene demasiada energía y necesita correr mucho

Falso. Tu perro puede estar 40 minutos en el parque corriendo de un lado al otro y al regresar a casa querrá seguir jugando pues aún tiene la mente estimulada. Si además de darle juego físico, trabajas su mente, tendrás un perro más tranquilo. Si nos concentramos en cansar la mente del perro, podremos controlar mejor su cuerpo. Una buena estrategia es darle un paseo con estructura y luego distraerlo con un hueso manzano (se encuentra en el mercado y es muy económico).

Mi perro es líder porque es el alfa

¿Que es alfa? Muchos creen que es ser territorial, que los alfas controlan a los demás, incluidos los dueños. En realidad el alfa es un perro muy equilibrado, capaz de guiar a su manada. La gente que cree que su perro es alfa es gente le ha dado la posición que el perro no está preparado para asumir. Al no saber dirigirlo, el perro se queda sin alternativas, entonces se pone nervioso y eso puede generar graves problemas.

El perro se adueña de mi cama

Los perros son animales jerárquicos y para ello es importante la altura. En el paseo, por ejemplo, es importante que el perro no vaya adelante tuyo. En la casa es igual, la cama es el lugar que más huele a ti. No está mal que esté en tu cama, de hecho los míos se suben cuando veo tele o estoy por dormir, pero solo si yo lo permito. Si eso no pasa, ellos deciden y hasta pueden orinarse encima. “Como tú no tienes el control de la casa, lo tengo yo”, “Solo te dedicaste a darme amor y lo que más me interesa es control y dirección”. Así procesan los perros.

Los perros necesitan ser guiados. Por ejemplo,  en el primer día de mi primer trabajo yo estaba desorientada, nadie me dijo qué hacer. Al final del día le escribí a mi jefe y me dijo ‘Proponme tu’. Yo recién salía de la universidad y no tenía experiencia laboral alguna. Fueron 6 meses muy frustrantes porque nunca supe qué se esperaba de mi, aún no tenía experiencia para tomar decisiones. Con los perros es igual, de cada 50 perros solo uno es líder, solo uno nace con la predisposición de dirigir, la naturaleza es sabia. Entonces haciendo una analogía con mi caso, la mayoría de los perros son practicantes, necesitas decirles qué hacer, sino alguien tiene que hacer la chamba y él asumirá ese papel. Esto puede generar agresividad  por falta de liderazgo, los perros necesitan orden y protección.

Estoy embarazada ¿Y ahora qué hacemos con el perro?

Aquí lo fundamental es que antes de que nazca el bebe, la familia se preparare y que le de al perro la posición que le corresponde. Es decir, que el perro no mande. Yo le haría saber que tienes el control sobre la cama y le haría saber que yo decidiré si sube o no a la cama, lo mismo con el resto de muebles de la casa.

En cuanto al bebe, le enseñaría al perro que es una criatura intocable, al menos al principio. ¿Cómo hago eso? Con espacio y respeto. No puedes, por otro lado, olvidarte del perro, éste necesita estructura y una rutina que mantener. El hecho de que llegue un bebe a casa no significa que el perro se deba ver afectado, él igual tiene que seguir comiendo y saliendo a caminar, además de recibir atención y afecto.

 

*María José Rivera, fundadora de Dog Balance, es colaboradora regular para esta página, resultado de una alianza entre El Comercio y WUF.

 


Tags relacionados

perros

entrenador

Comportamiento

CAN

Wuf