Por qué los perros lamen y cuándo preocuparse

Desde alergias y picaduras hasta ansiedad y malestar estomacal. Las razones son muchas, la clave es saber cómo ayudarlos

Por qué los perros lamen y cuándo preocuparse

Mantener un ambiente libre de estrés en casa también contribuirá a que tu perro disminuya sus ganas de lamerse.

 

Es perfectamente normal que un perro se lama el cuerpo pues en la mayoría de situaciones lo hacen para mantenerse limpios. Es algo innato al mundo animal. Pero, ¿qué sucede cuando ese comportamiento se vuelve excesivo? Podría convertirse en un motivo para darte una vuelta por la clínica veterinaria.

La principal causa de lamido excesivo tiene que ver con las alergias a la piel. Uno de los síntomas es que el perro se lame entre los dedos y también lo hace en sus muslos interiores o en la zona sobre la que se sientan.

Los alérgenos como polen, polvo y otras partículas que suelen estar en el aire contribuyen a exacerbar las alergias, lo cual contribuye a aumentar la picazón en el animal afectado.

Una forma de prevenir esta situación es limpiando a tu perro con pañitos húmedos después de cada paseo. Otra forma de ayudar a tu mascota a minimizar la picazón es usando shampoo especializado o antihistamínicos recetados por un profesional de la salud veterinaria.

Otra de las causas por las cuales un perro se lame puede tener que ver con náuseas. Si lo ves lamiendo lugares poco comunes como puertas y paredes, incluso sus labios, podría haber algo irregular con su sistema digestivo.

Ansiedad, aburrimiento y desórdenes obsesivos compulsivos también pueden ser una causa de lamido excesivo. Algunos estudios señalan que lamerse en exceso genera endorfinas en el cerebro, lo que le da una sensación de calma al animal cuando se lame. ¿Qué puede provocar ansiedad en un perro? Situaciones como ruidos altos, la separación de su dueño, estrés o cambios en su rutina o estilo e vida.

A simple vista el lamido excesivo puede parecer inofensivo, pero ojo, esto puede provocar no sólo pérdida de pelo sino también heridas e infecciones, lo que puede ser bien doloroso.

Recuerda, si el problema persiste varios días, lo más recomendable es consultar a tu veterinario de confianza. Una serie de pruebas como hemograma o radiografías, sumado a un diagnóstico acertado mejorarán la calidad de vida de tu mascota y, de paso, la tuya.

RECOMENDACIONES

-Darle un juguete con el que le guste jugar, sacarlo de paseo periódicamente o cepillarlo. Estas actividades distraerán su atención y así dejará de lamerse compulsivamente.

-Existen productos relajantes naturales que pueden ayudar a calmar la ansiedad de tu perro. Vienen como gotas para poner en el agua, en galletas para perros, incluso hay collares de feromonas y polos para calmarlos durante eventos como tormentas. Antes de decidir cuál comprar, se recomienda consultar al médico veterinario.

-Mantener un ambiente libre de estrés en casa también contribuirá a que tu perro disminuya sus ganas de lamerse, en caso sea por ansiedad.

 

*Esta nota se hizo con información del artículo ‘Why Dogs Lick and When to Worry’, del portal PetMD.