Crisis de espacio en Luisiana para animales

Tras las fuertes lluvias, rescatistas se van quedando sin lugar para poner a salvo a miles de mascotas y animales de granja

Crisis de espacio en Luisiana para animales

A la fecha varias familias se han reunido con sus mascotas, pero aún falta muchísimo por hacer.

Crisis de espacio en Luisiana para animales

 

Dicen que tras la tormenta llega la calma, pues para miles de animales que viven en las zonas de Luisiana afectadas por las recientes lluvias, esa tranquilidad está muy lejos aún.

Con la bajada de las aguas, mascotas y animales de granja han comenzado a aparecer, muchos de ellos han salido del escondite que eligieron para protegerse, y ahora el drama es que las autoridades se están quedando sin lugar para albergarlos mientras se reúnen con sus familias.

El portal de la organización SPCA, en la zona de Luisiana, señala que en los próximos días se verá un incremento de animales, por lo cual se está pidiendo a la población ayuda con donaciones de alimento, baldes de metal, jaulas, correas y platos de comida. Afortunadamente, los estadounidenses son muy buenos respondiendo en momentos de emergencia como éste.

Mientras tanto los rescatistas oficiales y voluntarios siguen encontrando caballos deshidratados, atados y abandonados a su suerte, calcinándose bajo el fuerte sol de este estado sureño. O perros, gatos, aves y demás mascotas aterradas y escondidas bajo matorrales o en el interior de casas o corrales inundados.

A esta crisis se suma que muchos albergues de animales también han sido blanco de estas lluvias torrenciales.

“Estamos tratando de rescatar a todos los animales que podemos sin saber dónde los pondremos pues no hay dónde llevarlos”, comentó al portal thedodo.com Robert Misseri, un rescatista en la zona de Baton Rouge, la misma que fue azotada en el 2005 por el devastador Huracán Katrina.

A mediados de este mes más de 40 mil hogares fueron evacuadas luego de que algunos diques al sur del estado de Luisiana, en Estados Unidos, se vieran desbordados por tres días consecutivos de intensas lluvias. La última vez que se vivió algo similar en esta zona del país fue hace 4 años tras el paso del Huracán Sandy.

Según cnn.com, a la fecha 13 personas han muerto debido a esta tormenta y podría haber más víctimas.

La Guardia Costera de los Estados Unidos, rescatistas locales y vecinos han contribuido con el rescate de al menos 30 mil residentes y 1,400 mascotas.