Cuesta creer lo que eran hace 6 meses

Víctimas de hambre y explotación por varios años, hoy estos perros gozan de una vida que pocos imaginaron podrían tener

Cuesta creer lo que eran hace 6 meses

Estos dos perros de raza Pastor Alemán podrían estar muertos de no ser por el amor y cuidado recibido.

Cuesta creer lo que eran hace 6 meses

 

¿A qué punto puede llegar el hambre para obligarte a comer hasta las bolsas de la basura? Tango y Lucy lo saben muy bien.

Estos pastores alemanes pasaron demasiado tiempo confinados en un espacio tan reducido que perdieron masa muscular por la incapacidad de mover su cuerpo. La falta de buen alimento también provocó que ambos perdieran casi el 80% de su pelo y que sus cuerpos parecieran radiografías andantes. A esto se sumó una sarna incontrolable.

En este estado fueron rescatados y llevados al albergue de la asociación Voz Animal Perú. En los varios meses que estuvieron en cuarentena, ambos recibieron baños medicados, y fueron tratados para curar su piel y los problemas gastrointestinales generados por comer lo que cayera en su piso, incluidos su propia orina y heces.

“Hacían sus deposiciones con bolsas, maderas, tierra y otras cosas que nunca debieron comer, y así estuvieron más de un mes”, comenta una de las directoras del albergue.

Lo que más sorprendió fue la relación que había entre ambos perros. Desde el principio fueron inseparables y eso fue algo que sus rescatistas siempre tuvieron presente para cuando se presentara la oportunidad de darlos en adopción.

“No iba a ser fácil”, comenta su rescatista, “primero porque son adultos y luego porque pocas personas se animan adoptar a dos perros a la vez”.

Afortunadamente, Tango y Lucy fueron la excepción.

A mediados de junio, a más de seis meses de haber sido rescatados de una vida de encierro y reproducción inagotable, estos perros encontraron a una buena familia. Quien tomó la iniciativa de adoptarlos cuenta cómo se animaron a hacerlo.

“Yo siempre veo páginas de animales en Internet, me encantan. Un día vi el caso de Tango y Lucy. Las fotos eran una calamidad, claramente estaban desnutridos. Encima al ser mayores, la posibilidad de que alguien los adoptara era bien reducida. Entonces hice una captura de la pantalla, le enseñé la foto a mi papá ya que es su casa y él decide. Se interesó en el caso y contactamos al albergue, pero los perros estaban en tan mal estado que todavía no podían ser dados en adopción. De ahí pasaron como seis meses y un día vi que el albergue había vuelto a subir la publicación en redes sociales. Ahí contaban que los perros ya estaban recuperados y que ya estaban disponibles para ser adoptados. Fue ahí que empezamos los trámites”, comenta su adoptante, quien prefiere mantener su nombre en reserva.

Si bien ya están casi recuperados, ambos perros son peinados con mucha frecuencia para desaparecer las secuelas de la sarna, especialmente con el macho, el que aún tiene problemas de seborrea (inflamación crónica de la piel que produce muchas escamas y enrojecimiento). En cuanto a sus problemas gastrointestinales, ambos son alimentados con comida especial que les reconstruye la flora intestinal.

“La expresión de felicidad que hoy tienen estos perros paga todo el esfuerzo. Son muy cariñosos, obedecen y nos siguen a todos lados. Pero lo que más llama la atención es lo unidos que son. Pese a que cada uno tiene su cama, no se separan, se echan juntos en una sola camita. Y lo mejor es que ya empiezan a jugar con los otros perros que tenemos”, comenta su adoptante.

No es la primera vez que esta familia rescata y adopta perros. Está Otto de 14 años, rescatado de una zanja en el Jockey Plaza. Está Gina, rescatada de haber estado amarrada a un palo en un terreno vacío en Arequipa, ella murió el año pasado. Y está Rex, a quien adoptaron por internet pues su antigua dueña ya no lo podía cuidar pues su mamá estaba enferma.

“Hacemos esto por ayudarlos”, comenta la mamá adoptiva de Tango, Lucy y varios más. “Cuando escucho a alguien decir que quiere comprar, le sugiero que adopte, y así romper con esos criaderos irresponsables. Habiendo tanto animal abandonado en las calles... hay mucha gente ‘vacía’, se dejan llevar por los estereotipos, por el ‘Que lindo tu perro, ¿que raza es?’ Lo bueno es que cada vez más escuchas de gente que adopta. Qué bueno, mientras más conciencia tomemos, más ayudaremos”.

 

* La sarna es una infección dermatológica causada por ectoparásitos, concretamente por ácaros. Según el tipo de ácaro que provoque esta patología tendremos un tipo de sarna u otro y, por tanto, un tratamiento específico.

* En esta nota decidimos omitir los nombres reales por motivos de seguridad.