El espectacular renacer de Khaleesi

Todos la ignoraban, como si hubiese estado muerta, hasta que dos rescatistas apostaron por su vida. Mira su transformación

El espectacular renacer de Khaleesi

En cuestión de 8 meses, la perrita Khaleesi de Bulgaria conoció el calor humano.

El espectacular renacer de Khaleesi
El espectacular renacer de Khaleesi
El espectacular renacer de Khaleesi

El de Khalessi es uno de los casos más tristes y a la vez más gratificantes que han visto los trabajadores del refugio Rudozen Street Dog, ubicado en Bulgaria, país en donde muchos animales sufren el abuso, la negligencia e indiferencia de sus pobladores.

Afortunadamente, también hay ángeles en esta república, miembro de la Unión europea y situada al sureste de Europa.

Todo empezó el 12 de mayo del 2014. Tony Rowles, uno de los trabajadores del refugio, vio una publicación en redes sociales que pedía ayuda urgente para una perrita que deambulaba por las calles en extrema delgadez y con un severo caso de demodex, un ácaro que ataca la piel.

Sin dudarlo, Tony y su compañera Diane se subieron al auto y manejaron 70 kilómetros para ir en busca del animal. Se pusieron en contacto con dos mujeres de la zona, Slavena y Meral, para que la búsqueda fuera más fácil, y es que esta perrita no tenía una ubicación fija.

No pasó mucho tiempo hasta que la encontraron cerca de un óvalo y ella dejó que los rescatistas se aproximaran. Era claro que buscaba contacto de algún tipo.

La impresión al verla de cerca fue bárbara; estaba cubierta en pulgas y garrapatas, su oreja izquierda estaba rasgada y su piel repleta de heridas. A primera vista, una de sus patas parecía haber sanado mal luego de una factura.

Sólo quedó cargarla, llevarla al auto y dar la vuelta en U para regresar al refugio. La perrita había dado muestras de cariño y confianza, y como también demostró ser fuerte por estar viva pese a tanto dolor, sus rescatistas decidieron nombrarla Khaleesi en honor al personaje de la serie de televisión Game of Thrones.

Al volver al refugio, no había lugar en donde pudiera quedarse, así que fue llevada a la casa de una de las rescatistas y algunas trabajadoras del refugio se unieron al grupo para ver cómo ayudar a Khaleesi. 

Le dieron analgésicos, antibióticos, medicamentos para desparasitarla, la bañaron y le colocaron una solución tópica para tratar el demodex, las pulgas y las garrapatas. Durante toda la intervención, Khaleesi permaneció tranquila y al final se echó a descansar sobre una colcha.

Los siguientes días solo jugaron a favor de esta perrita, quien afortunadamente nunca perdió ni el ánimo ni el apetito, eso la ayudó a recuperarse más rápido. Y pese a haber permanecido mucho tiempo en la calle, sorprendentemente avisaba cuando necesitaba salir a hacer sus necesidades, lo hacía parándose cerca a la puerta de salida.

En los primeros 19 días, Khaleesi recuperó varios kilos de peso, su piel se sanó y su pelo empezó a rellenar su cuerpo, empezando por la cabeza. Y parte del crédito también ha sido de la gente que ha apoyado en este caso con cartas de aliento y regalos de comida, juguetes, correos, entre otros artículos para perro.

El cambio en su cuerpo se notó semana tras semana y hoy en día, más que una perra, Khaleesi parece una osa por la cantidad de pelo que ha recuperado. 

 

Según las publicaciones del refugio Rudozen Street Dog sobre Khaleesi, ella está lista para encontrar un hogar en donde la quieran bien, no solo por su buen estado de salud, sino además por lo cariñosa y juguetona que es tanto con la gente como con otros animales.  

Esta última foto fue publicada el pasado 15 de enero del 2015 en la página de Facebook del refugio Rudozen Street Dog.