Instituto de moda prepara a diseñadores de alta costura canina

‘Dog fashionista’ es el curso que busca perfeccionar la ropa de nuestras mascotas y potenciar la tenencia responsable

Instituto de moda prepara a diseñadores de alta costura canina

Cada taller finaliza con un desfile de modas en donde se muestran los mejores diseños.

Instituto de moda prepara a diseñadores de alta costura canina
Instituto de moda prepara a diseñadores de alta costura canina

 

Por Andrea Carrión / WUF

Que encontremos más restaurantes recibiendo mascotas, que la oferta de hoteles para perros sea tan amplia que requiera investigación antes de elegir uno o que cada vez más compañías de taxi ofrezcan opciones para transportarlos dice mucho de cómo han venido ganando terreno estos animales en nuestras vidas. Pero que haya un curso dedicado exclusivamente al diseño de ropa canina en una prestigiosa escuela de moda local, eso ya supera cualquier expectativa.

En pocas semanas se dará inicio al tercer taller 'Dog fashionista' en el Instituto de Moda y Diseño MAD. Esta clase empezó como un campamento de verano en el 2016 y tuvo tal acogida que este febrero más alumnos llegarán para aprender cómo confeccionar prendas cómodas, seguras, únicas y sofisticadas para perros.

Giovanna Huaycochea, directora académica de MAD, señala que la creación de este taller nace de la idea de unir dos de sus pasiones: los perros y la moda, pero que además responde a una necesidad por mejorar la calidad de este tipo de prendas.

“Son pocas las marcas que tienen buenos diseños, sobretodo en acabados, son bien básicos. Y en cuanto a disfraces, siempre están los clásicos y aquí animamos a nuestros alumnos a crear a partir de su propio estilo”, dice Huaycochea.

Que se abran cursos de este corte es solo un reflejo de cómo los animales domésticos van formando una parte más integral de nuestra vida cotidiana.

“Hicimos un estudio de mercado y nos dimos cuenta de que hay un crecimiento importante en la tenencia de mascotas y en los productos, ya sea en veterinarias, servicios, taxis, ropa, accesorios... y esta tendencia sigue creciendo. Hace 6 años no había tanta oferta, es en los últimos años que más gente está tomando consciencia de lo importante que es cuidar bien de sus mascotas, de incluirlas como parte de la familia y de adoptar”, agrega Huaycochea.

Liliana Peña es la encargada de dictar este taller, cuyo público hasta ahora ha sido 100% femenino. En cada ciclo desarrolla tres tenidas: casual, disfraz para Halloween y traje de gala. Y es que cada vez hay más matrimonios, cumpleaños y otros eventos que incluyen al perro como parte de su familia.

“De todos los cursos que dicto, éste es el que más me divierte. Todas mis alumnas vienen con la intención de engerir a su mascotita, aunque también hay quienes han venido buscando el ángulo comercial pues tienen su tienda o veterinaria. O también tuvimos una alumna que maneja un albergue y quería ver la forma de generar ingresos por medio de estos productos”. Señala Peña.

En estos talleres la apariencia del perro es lo de menos. Las alumnas ensayan con maniquís y luego le toman las medidas a sus propias mascotas, o prestadas en caso no tengan una. Al final se hace una pasarela donde se modelan las tenidas favoritas.

La expansión del mercado de artículos y accesorios para perros también ha traído consigo una explosión de personas que tienden a tratar a sus mascotas como personas. Ante ello han salido muchos críticos advirtiendo que humanizar a estos animales puede ocasionar serios problemas de conducta. Huaycochea es consciente de ello y también reconoce que vestir a estos animales debe hacerse de manera responsable.

“Mientras el perro esté cómodo y feliz, todo bien. Ellos deben de sentirse tranquilos en su ambiente y con lo que los rodea, pero también es importante ser responsables con su cuidado: sacarlos a la calle para ejercitarlos y que quemen energía de manera positiva, por ejemplo”, señala Huaycochea. “Este curso es muy especializado y nos aseguramos de que no les afecten ninguno de los materiales que se usan; ni los cierres ni los botones ni nada. En el mercado actualmente se encuentran muchos diseños improvisados que pueden ser un problema”.

MAD apunta a convertirse en una escuela ‘dog friendly’ (amigable con los perros), con lo que permitirá a sus alumnos asistir de vez en cuando al campus con sus mascotas. El taller 'Dog fashionista' es solo el primer paso hacia este objetivo.

“Somos una carrera creativa y necesitamos de muchos mecanismos que nos alejen del estrés porque éste solo disminuye la creatividad. Los perros tiene la habilidad de ayudarnos con eso, ellos nos hacen felices con solo estar cerca y eso ayuda a relajarnos mientras recibimos y damos amor”, agrega Huaycochea.

 

 

EL DATO

Inicio de clases: 18 de febrero

Aún siguen abiertas las inscripciones.

Informes: 3727900 / www.mad.edu.pe