Un paraíso temporal para perros callejeros

En Costa Rica existe un santuario que le ofrece a los perros rechazados por muchos, harto amor y un estatus único y atractivo

Un paraíso temporal para perros callejeros

Territorio de Zaguates es una organización fundada por los esposos Lya Battle y Alvaro Saumet que promueve el bienestar animal.

 

Imagina un lugar donde el sol brilla todo el año, donde la temperatura promedio es de 22°C y donde más de 900 perros con razas únicas como ‘Dobernauzer Alemán Rabigordo’ y ‘Pasterrier escocés cola de conejo’ corren libremente sobre un interminable jardín.

Suena celestial, ¿verdad? Pues este sitio existe. Se llama Territorio de Zaguates, una organización sin fines de lucro que queda en Costa Rica y que desde hace 8 años funciona en base a donaciones y voluntarios.

 

En su santuario, cada uno de los perros están disponibles para ser adoptados y a diferencia de miles de refugios o perreras en otras partes del mundo, aquí, además de su nombre, cada perro tiene su propia raza, basada en sus originales características físicas.

Y es que parte de la filosofía en este albergue no eutanásico es que cada perro recibe su propia identidad con la idea de tirar abajo el mito de que los perros de raza pura son más valiosos que los perros de raza mixta.

Hace un par de años, los creadores de este enfoque lanzaron una creativa campaña y le dieron la vuelta a esta creencia a favor de los perros sin un hogar permanente.

Luego de que un programa de televisión local mostrara varias pinturas de los perros de Territorio de Zaguates, la respuesta del público fue explosiva. Perros como el  ‘Alaskan Collie Pelucherrier’ y el ‘Pastor Salchiespaniel Repeludo’ se convirtieron en una sensación en redes sociales. Empezaron a aparecer en zonas urbanas paneles publicitarios con la imagen de estos dibujos junto al mensaje ‘Cuando adoptas a un chusco, adoptas una raza única’. Resultado: el interés de visitar el santuario y adoptar creció como nunca.

“Tenemos como misión encontrar un hogar para todos los perros que se encuentran a nuestro cuidado”, se lee en su página de Facebook. “Somos un hogar temporal para cientos de perritos que buscan una segunda oportunidad, y también somos el hogar permanente de muchos otros que posiblemente nunca encuentren su propia familia”.

En el santuario los perros son llevados de paseo por senderos de vistas hermosas y los potenciales adoptantes son bienvenidos a participar. Ahí se abre una excelente oportunidad para interactuar con los perros en un ambiente libre de estrés y así poder crear un lazo desde el primer encuentro.

Si vives en Perú y estás interesado en adoptar un perro de raza única, existen muchas opciones. Visita wuf.pe para más detalles.

* Nota realizada con información del artículo de Dina Fantegrossi aparecido en el sitio de Internet BarkPost