Perro abandonado tras mudanza vuelve a confiar

Fiel y paciente, esperó un mes a que su antigua familia regresara por él y nadie lo hizo, pero algo mejor le esperaba a Boo

Perro abandonado tras mudanza vuelve a confiar

Aquí permaneció Boo, fiel a sus antiguos dueños, lamentablemente su lealtad no fue bien retribuida.

 

Por Andrea Carrión / WUF

Los días pasaban y el perro no se movía del colchón usado. Fuera día o noche, él animal descansaba, esperaba y de vez en cuando husmeaba entre los muebles viejos que habían dejado sus antiguos dueños tras haber sido desalojados de la casa en la que vivían en un agradable vecindario en Detroit, Michigan.

Un día alguien volvió, sí, pero fue para recoger algunas pertenencias que no incluían a Boo.

Y así permaneció un mes, esperando siempre en el mismo lugar, hasta que una vecina que había estado alimentándolo decidió hacer algo más.

Tomó un video del perro abandonado, lo colgó en redes sociales y pidió ayuda. Apenas vio la publicación en Facebook, Dustin Oliver, fundador de la organización Detroit Youth & Dog Rescue, respondió al llamado y fue en busca del perro.

No fue fácil convencer al animal de ir con él. Le tomó dos días y varios sanguchitos con huevo para animarlo a dejar el colchón en el que se había instalado, el que posiblemente no dejaba no solo por la comodidad, sino también porque ahí quedaba aún el olor de sus ex humanos.

Finalmente Boo, una mezcla de American Pitbull Terrier que fue nombrado así por su rescatista debido a sus manchas en su pelaje, subió a la camioneta por voluntad propia y fue llevado a una clínica veterinaria donde los doctores le diagnosticaron una enfermedad del corazón, la que tomará unos 6 meses en ser tratada.

A fines de octubre una familia aceptó darle hogar temporal mientras se recupera. Por este motivo Boo aún no está disponible para ser adoptado, aunque según Detroit Youth and Dog Rescue probablemente nunca lo esté porque su familia temporal podría convertirse en su familia permanente.

La organización no lucrativa que rescató a Boo viene pagando más de 1,000 dólares en cuentas médicas, por lo cual ayer se realizó un evento de recaudación de fondos para financiar la recuperación de Boo y ayudar a más animales necesitados.

Abandonar a una mascota no solo afecta la estabilidad física y emocional del animal, además tiene un impacto en la sociedad, especialmente en quienes deciden ayudar.