El ruido de los fuegos artificiales puede matar a tu mascota

Municipios y campañas anti pirotecnia en redes sociales sensibilizan a la población a pocos días de Navidad y Año Nuevo

El ruido de los fuegos artificiales puede matar a tu mascota

El estruendo de los juegos pirotécnicos puede causar desde leves temblores en tu mascota hasta una taquicardia mortal.

Destrozan muebles, huyen de casa despavoridos y arriesgan sus vidas al cruzar la pista, algunos mueren de un ataque cardiaco y otros corren con la mala suerte de cruzarse con personas cuya idea de diversión es hacerlos explotar.

Por donde lo miren, los fuegos artificiales o cohetes son uno de los peores enemigos de los animales. En la ciudad lo vemos de cerca con los perros, cuya sensibilidad auditiva hace que una noche de Navidad o Año Nuevo sean motivo de terror y no de celebración.

En el Perú existe una ley que penaliza el uso de ciertos artefactos pirotécnicos. Hace unos días, la Policía Nacional del Perú (PNP) recordó que, entre los prohibidos para venta y uso, figuran los famosos cohetecillos, mamá rata, rata blanca, rascapiés, calavera, cohetón, chapana, tronador, cohete chiclayano, cohete huanuqueño, Bin laden y chocolate.

También están prohibidos el avión de perlas, las llamadas bolitas mágicas, bomba de trueno, cohete de troya, cohete rojo, chocolate, jala pita, Magic whip, Pili crackers, entre otros.

En diciembre, los municipios suelen hacer campañas que recuerdan a sus residentes no incluir esta lista de artefactos en sus festejos, y no solo por el riesgo que corran sus vidas sino también la de sus mascotas.

Surco dice “no”

La Municipalidad de Surco inició su propia campaña de sensibilización debido al ensordecedor ruido que generan los explosivos. La multa por comprar y/o vender artefactos ilegales asciende a S/. 3,850 nuevos soles.

En un comunicado, este munucipio explica que en el caso de los canes, que tienen audición cuatro veces más desarrollada que las personas, la explosión de artefactos pirotécnicos genera taquicardia, temblores, falta de aire, naúseas, aturdimiento, pérdida de control y miedo.

“Los efectos en los animales son diversos y de diferente intensidad y gravedad. Los perros suelen sentir temos y al huir, pueden ser víctimas de accidentes o perderse", continúa el comunicado.

En cuanto a la aves, estas reaccionan con taquicardia que pueden provocarles la muerte, mientras que los gatos suelen pecar de curiosos y correr tras los artefactos.

“El comercio informal en Surco está prohibido, por ende si vemos venta ilegal, hacemos decomiso”, aseguró Oscar Aco , del área de Fiscalización de la municipalidad. “Mucha gente nos ve como los malos de la película, pero deben de entender que solo buscamos la seguridad de los vecinos y sus mascotas”

Carolina Taboada, médico veterinario con vasta experiencia en perros, explica que el alcance auditivo del perro es de 10,000 a 50,000 Hz y el del ser humano es de 16,000 a 20.000 Hz, es decir, si para los humanos los fuegos artificiales o cohetes suenan fuertísimo, cabe imaginar ese  sonido multiplicado por 4. 

“Pero el trauma no viene solo del retumbe sonoro sino también de no entender de dónde sale este sonido y el por qué. Un perro adulto llega a tener en promedio la habilidad mental de un niño de 4 años. Si explicarle a un niño que los sonidos que escucha no hacen daño es difícil, imagínate explicarle esto a un niño de 4 años que no habla tu mismo idioma”, comenta Taboada. “El desenlace que genera esto en los perros es terrible puesto que no solamente tienen miedo y se esconden, sino que también pueden llegar a correr sin rumbo y perderse. La época de fuegos artificiales es la época con mayor incidencia de perdidas y atropellos de mascotas”.

Con la evolución de las redes sociales, cada vez más personas se unen a la campaña en contra de la pirotecnia manifestando su rechazo a los explosivos en temporada de fiestas.  Se han vuelto virales videos y fotografías solicitando un alto a la pirotecnia, como aquella de la manada de perros y el texto que dice “Queremos pedirte un gran favor: en estas fiestas no tires cohetes” o la ilustración de una paloma junto a la frase “La pólvora detona sus vidas”.

 

Orejeras WUF

Campaña anti pirotecnia de WUF se une a decenas de iniciativas que buscan proteger a las mascotas en esta época de fiestas

Estamos a pocas horas de la Navidad y a una semana del Año Nuevo. Junto con la alegría y unión que generan estas fiestas, también están incluidos arsenales de fuegos artificiales que mientras para unos es puro entretenimiento, para otros es una verdadera pesadilla.

Gran parte de las mascotas sufren de estrés debido al estruendo que causan estos artefactos al explotar, algo que inclusive ha causado la muerte de algunos animales en el pasado.  

Es por eso que, pensando únicamente en el bienestar de sus mascotas, que WUF ha elaborado las primeras orejeras para combatir este problema. Éstas protegen los oídos de los perros, evitando que escuchen al 100% los sonidos emitidos por los fuegos artificiales y reducen así su nivel de estrés.

¿Qué esperas? ¡Compra las tuyas aquí!

 


Tags relacionados

Año Nuevo