Negocios

Cultura corporativa: Consejos para ser una empresa innovadora

Las grandes organizaciones, sin importar su tamaño o rubro, deberán transformarse para ser rentables en largo plazo.

Cultura corporativa: Consejos para ser una empresa innovadora

Según el profesor Guillermo Quiroga, director de Postgrado UPC, las empresas que no innoven están condenadas a desaparecer, como

La innovación es un factor clave para impulsar la competitividad de las empresas. No obstante, existen CEOs que, pese a las evidencias, aún cuestionan el impacto de promover una cultura de la innovación al interior de las organizaciones.

Contrariamente a ese pensamiento, el profesor Guillermo Quiroga, director de Postgrado UPC, señala que una cultura innovadora genera que las empresas obtengan índices más elevados de rentabilidad y supervivencia. “A las empresas con culturas tradicionales, liderazgo en mercados maduros, productos establecidos, y que prácticamente no tienen competencia, les cuesta más salir de su zona de confort y acaban por desaparecer. Hoy, la frase ‘renovarse o morir’, está más que comprobada”, sostiene Quiroga.

Pero introducir una cultura innovadora no es tan simple. El profesor Quiroga explica que se trata de un trabajo de largo plazo, que debe tener ante todo continuidad, inversión financiera, además de un total compromiso de la alta gerencia que ayude a mitigar las resistencias al cambio, provenientes generalmente de los propios trabajadores.

“Un factor clave es la horizontalidad, que permite que cualquier miembro participe en la transformación de la organización, trabajando por proyectos, con políticas de puertas abiertas, donde la gente puede relacionarse sin jerarquías. Esto fortalece la posibilidad de generar innovación, porque se necesitan diferentes puntos de vista y brindar la libertad para trabajar con rapidez”, afirma Quiroga.

¿Cuáles son los beneficios de optar por una cultura innovadora? Para comenzar, el director de Postgrado UPC señala que una empresa con clara vocación a favor de innovar en procesos o desarrollo de productos, podrá capturar el mejor talento humano, que se caracteriza el día de hoy por reunir cinco elementos fundamentales que aportan valor a un proyecto:

✔ Flexibilidad de horarios
✔ Proyección de carrera
✔ Inclinación por proyectos retadores
✔ Independencia en la toma de decisiones
✔ Inclinación al propósito más que al salario.

En ese sentido, Marielena Houghton, Gerente de Recursos Humanos de EY Perú, considera que las áreas de reclutamiento deben repensar el perfil de los profesionales que buscan, ya que dada la era digital, nuevas competencias han tomado mayor importancia al momento de seleccionar a los candidatos, como por ejemplo buena y rápida adaptación al cambio, flexibilidad, capacidad de análisis de datos, emprendimiento e innovación. “Considero que las organizaciones deben estar muy abiertas a estos nuevos perfiles, promover una cultura basada en la diversidad e inclusión, y sacar lo mejor de sus profesionales”, dice Houghton.

¿Qué se necesita para transformar cultura tradicional en una innovadora? Para el profesor Quiroga, existen cinco elementos clave a la hora de redefinir la cultura de la organización.

1. Agilidad para adaptarse al cambio 

El futuro será de las empresas que tengan la suficiente rapidez para adaptarse a los permanentes cambios en términos de tecnología. Una cultura que sepa abrazar la tecnología, desde sus procesos internos hasta el modelo de negocio basado, será capaz de subsistir en un entorno completamente digital.

2. Un entorno que no castigue el error

Uno de los elementos más importantes para generar innovación es promover una cultura del ensayo /error. Permitir que los trabajadores experimenten en el diseño de nuevas formas de hacer las cosas, y que a pesar de los errores puedan aprender lecciones de los fracasos, es el eje de una cultura con vocación innovadora.

3. Metodologías que faciliten el proceso creativo

Las empresas deben crear, con diseño propio en un principio y más adelante con empresas especializadas, metodologías que fomenten el trabajo creativo entre sus trabajadores, diseñando programas de capacitación y transformación cultural que los ayuden a comprender los ejes del cambio que se busca ejecutar

4. Compromiso de los líderes con el cambio

Sin el compromiso de los líderes difícilmente se logrará un cambio integral, porque un proceso de transformación por lo general es de largo aliento, y se necesita un cuerpo de líderes que empuje la transformación, desde la alta dirección hasta los mandos medios, para que esta llegue hasta la línea más operativa.

5. Socios antes que empleados

En este contexto, los colaboradores, más que empleados, se deben convertir en socios estratégicos del cambio, por lo que no solo deberán estar al tanto de los objetivos y las premisas de esta transformación, sino sobre todo dejarlos participar del proceso para mejorar el proceso de cambio.

Según el profesor Quiroga, existen muchos ejemplos de empresas que nacieron como startups, con una cultura innovadora desde el inicio, que se desarrollan en mercados competitivos,  acostumbradas a cambios tecnológicos y el constante desarrollo de nuevos servicios. “A Google lo conocemos por su buscador y por servicios online, pero va mucho más allá. En Google X, una de sus empresas satélites, se dedican a soñar que pueden cambiar el mundo. Su lema es pensar que pueden generar innovaciones continuas y cuánto más drásticas mejor”, explica.

En el Perú, destaca el caso de Liderman, empresa del sector seguridad, un rubor en el que parecía que no existía espacio para la innovación, pero donde los líderes impulsaron un modelo distinto, desde la gestión del área de Recursos Humanos, fomentando una cultura de liderazgo, transformando Liderman una empresa totalmente diferente. Como comentó el mismo Javier Calvo, presidente del directorio, cuando la empresa fue adquirida por el Grupo Carlyle, más que una empresa, este compró una una cultura. Calvo, fundador de la empresa, ocupa ahora un cargo singular, para salvaguardar esa forma novedosa de entender el negocio: Guardián de la Cultura.

¿Estás preparado para cambiar la cultura tradicional de tu empresa por una con vocación por la innovación? Según Quiroga, responder esta pregunta el día de hoy es sinónimo de que podrías estar un poco tarde para empezar. Si es así, pon en práctica estos consejos y si quieres saber más, ingresa a esta nota.

Tags relacionados